El Arzúa, el equipo revelación del grupo primero de Tercera División, dejará de ingresar unos 30.000 euros por el covid-19

En lo deportivo, el presidente Víctor Gómez califica la temporada del estreno en categoría nacional como «excelente, con matrícula de honra, xa mellor era imposible»


SANTIAGO / LA VOZ

El covid-19 le está haciendo mucho daño a los clubes grandes. Sin embargo, en las entidades más pequeñas las consecuencias pueden ser irreparables. Los dirigentes de los clubes más modestos tienen que hacer durante estos meses auténticas maravillas financieras para poder salir a flote cuando el estado de alarma finalice. Es el caso de Arzúa, el equipo revelación del grupo primero de Tercera División.

El conjunto que preside Víctor Gómez y que hasta la suspensión del campeonato entrenó Alberto López, que no seguirá el curso próximo en el banquillo blanquiazul, firmó unos registros espectaculares. Durante gran parte del torneo estuvo, en su primera temporada en categoría nacional, más cerca de los puestos del play off que del descenso. Su gran rendimiento sobre el rectángulo de juego, pronto confirmó al Arzúa como uno de las escuadras más sorprendentes del año, alcanzando el objetivo de la permanencia con gran solvencia. Fue sexto, por delante de conjuntos con un potencial económico infinitamente superior, como Fabril, Bergantiños y Rápido de Bouzas.

De todos modos, y aunque el presidente califica la campaña de «excelente, con matrícula de honra», entiende que el coronavirus le hizo «moito dano» a las arcas de la entidad. En lo deportivo, el balance se queda en un «mellor, imposible». En lo económico, el panorama es bien diferente. Todo acabó el 8 de marzo, pero los jugadores percibieron la mensualidad completa y el 30 % de la paga de abril. Los futbolistas ya no cobrarán mayo, aunque Víctor Gómez apunta que «todo o mundo o entendeu perfectamente, non houbo queixas nin de xogadores nin do corpo técnico». Insiste en que «temos un desfase realmente importante. Son moitos cartos. Claro que nos gustaría pagarlle a nómina de maio a xogadores e técnicos, pero as circunstancias son as que son. Eles o entenderon e incluso nos deron as grazas polos esforzos que realizamos, cousas que é de agradecer».

La taquilla del Compostela

El Arzúa, que cuenta con un presupuesto de unos 130.000 euros, dejó de ingresar 30.000 en este final de temporada, una cifra realmente importante para un club tan modesto y que ajusta al máximo sus números. Por el campo municipal de O Viso todavía quedaban por pasar seis equipos, con lo que los ingresos en taquillas quedaron al final muy mermados. En Arzúa tenía que jugar el Choco, uno de los serios candidatos al play off, también el Bergantiños y el Rápido de Bouzas, dos conjuntos con mucho nombre en la categoría. Sin embargo, la mayor pérdida de ingresos le llegó al club blanquiazul por suspensión del encuentro del año, el partido en el que el colectivo entrenado por Alberto López tendría que haber jugado el 4 de abril ante el campeón Compostela. «Era un encontro histórico, sinalado en vermello no noso calendario. Seguro que en O Viso non habería menos de dúas mil persoas ese día. Non podemos saber a recadación que se podería acadar nese partido, pois inflúen moitas variables. Pero tendo en conta o que fixemos cando xogamos a promoción de ascenso á Preferente ou cando nos enfrontamos ao Boimorto, poderíamos falar duns 4.000 euros. Seguro que a situación na que estabamos nós e na que se atopaba o Compos, poderíamos bater a cifra histórica do noso club», apunta Víctor Gómez. Además, hay socios, colaboradores y patrocinadores que «aínda non pagaron, que agora non teñen actividade nas súas empresas e que será moi pouco doado que podamos cobrarlles o 100 % do previsto», admite el mandatario.

Pensando en los socios

El presupuesto del próximo curso todavía está sin cerrar. Es posible que el club se vea obligado a bajar un poco la cantidad de los 130.000 euros. Víctor Gómez explica que «o miraremos ao longo da tempada. Hai que ir traballando e canto máis traballo, máis cartos. É posible que teñamos que baixar algo o orzamento. Incluso os recibos dos socios, xa que en principio vaise xogar a porta pechada todo o que queda do 2020». El presidente del Arzúa también quiere ser optimista a la hora de valorar los 30.000 euros que el club dejó de ingresar tras la suspensión del campeonato. «Unha parte xa a aforramos ao non pagar a nómina de maio e dar só o 30 % de abril. Tamén agardamos axudas da Federación, pois xa se comenta que non van cobrar as fichas da vindeira tempada. Por outra banda, a liga vai ser máis curta, pois fálase que comezará en outubro, polo que xa teríamos menos gastos», resume el dirigente blanquiazul.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Arzúa, el equipo revelación del grupo primero de Tercera División, dejará de ingresar unos 30.000 euros por el covid-19