Un nuevo mirador sobre Amaía anima a explorar el municipio de Ames

cristóbal ramírez

AMES

Cristóbal Ramírez

En las proximidades está el puente de Augapesada y Ponte Maceira

23 ene 2021 . Actualizado a las 04:50 h.

Como quien, dice recién inaugurado. Es el que llaman Bosque do Peregrino, aunque lo más probable es que por ahí no se acerque nunca ningún peregrino, visto donde está, pero la idea merece el aplauso y la visita. Se halla en Ventosa, Ames, no muy lejos de la Prolongación a Fisterra y Muxía, poco después de dejar atrás Augapesada. O sea, en un enclave del que en estos momentos solo pueden disfrutar los ciudadanos de Ames.

Se trata de una zona muy abierta en la que el covid debe brillar por su ausencia. Y se llega a ella desde Bertamiráns directamente, girando a la izquierda (en ascenso) cuando a mano contraria quedan unos talleres. La subida es corta, y muy pronto se alcanza el aparcamiento, amplio, y el bosque de 35 árboles de especies como castaños, fresnos, alcornoques, abedules y, por supuesto, carballos. Y allí mismo espera un estupendo mirador sobre el valle de Amaía y las montañas que lo cierran.

Hay que volver sobre los pasos (de seguir la carretera se daría en Roxos, y eso ya sería pisar el municipio compostelano, algo prohibido en estos momentos) y descender a Augapesada, y antes de girar a la izquierda por la carretera por la cual vino el excursionista desde Bertamiráns, hacerlo por donde está la señal del Camino de Santiago.