Ella alquiló en Área Central una cafetería cuando solo podía servir cafés para llevar

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

Ana Fernández cogió el relevo del Kassem 6 meses después de cubrir unas vacaciones

14 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El covid paralizó la firma de un contrato de trabajo que iba a suponer un pequeño giro en su vida laboral. Ana María Fernández Calvelo fue llamada, poco antes del 16 de marzo del 2020, para cubrir un puesto de comercial del sector de la hostelería, pero el parón provocado por los elevados contagios del covid echó por tierra sus sueños. «Iba a ser un cambio, porque desde los 16 años venía trabajando en la hostelería», encadenando contratos temporales en establecimientos de Santiago, explica. Su pasión por el sector es vocacional, y durante algún tiempo compaginó el trabajo con los estudios. «Hice un ciclo medio de hostelería con 15 o 16 años, y ya empecé a trabajar. Siempre fui de buscarme la vida. Mi auténtica formación son los 17 años de experiencia en el sector», defiende. En agosto del 2020 llegó a su vida la cafetería Kassem, en Área Central. «Fui a cubrir unas vacaciones y me quedé. En diciembre [del 2020], los dueños dijeron que cerraban, porque podían optar a la jubilación, y me ofrecieron el alquiler». Ana reconoce que le dio vueltas a la idea, pero tomó una decisión de la que no se arrepiente. «Aquel día pensé: o lo hago ahora o no lo hago nunca. Sabía que si encontraba otro trabajo, que no es difícil en este sector, nunca tendría un negocio mío». En febrero del 2021, indica, «empecé con los cafés para llevar. Hubo gente de la familia que me decía que no era el mejor momento, pero otros me animaron». Como su marido. «Me decía, si alguien puede, eres tú. Me lancé, y me alegro. Trabajo mucho, pero me gusta. Para mí no es una obligación. ¿Quién puede decir eso? Echo muchas horas, pero lo hago encantada. Me gusta mi trabajo, hablar con la gente. No puedo quejarme». Esta joven emprendedora de 30 años es una firme defensora de las tapas. «Creo que es algo que agradece la gente. Doy a elegir, pero lo que más gusta es el bizcocho casero». Su idea es ampliar la carta, «ir introduciendo bocadillos y otros platos, pero soy resolutiva. Cuando viene alguien a pedir algo de comer, resuelvo. Preparo algo siempre. La gente lo agradece». Ana María no solo creó su propio puesto de trabajo, sino que tiene dos trabajadores a tiempo completo y uno más para reforzar los fines de semana. «No quiero quejarme. Son muchas horas. Tengo una niña de cuatro años y paso con ella todo el tiempo que puedo, pero el local está arrancando». Lo mejor de su experiencia, dice, «es el resultado, pero también el apoyo y respaldo que tengo de mi marido».

El IES Antonio Fraguas de Santiago finalizó la semana de la ciencia con participación del alumnado de ESO y primero de bachillerato
Sandra Alonso
 

Ciencia entre alumnos

La semana de la ciencia finalizó en el IES Antonio Fraguas con una mañana muy concurrida. En este centro de Fontiñas montaron quince casetas, donde el alumnado podía asistir a experimentos de Física y Química, ver el funcionamiento de robots o de una impresora 3D, probar con puzles o con acertijos matemáticos, conocer minerales, o incluso ver en vivo el corazón y el hígado de una vaca o un cerdo. Es la cuarta vez que la celebran, las tres anteriores antes del covid-19. La primera tenían solo actividades de Matemáticas, pero se sumaron más progresivamente y ayer participaban, además de ese departamento, los de Ciencias Naturales, Biología y Geología, Física y Química y Tecnología, afirma el director, Carlos Encisa. Solo faltaron estudiantes de segundo bachillerato, en plenos exámenes, por la proximidad de las ABAU. 

Federico Martinón fue reconocido en Madrid con uno de los premios Admirables 2022
Sandra Alonso

Premio para Martinón

El jefe de pediatría del área sanitaria, Federico Martinón, recibió un nuevo reconocimiento. Esta vez, en Madrid, donde le otorgaron uno de los premios Admirables 2022, en la categoría de Medicina. Los había también para especialistas de Farmacia, Enfermería e Investigación —tres en cada una de las modalidades—, para reconocer la trayectoria y la labor diaria de profesionales. Martinón fue el único distinguido de Galicia. Estos galardones los organizan las publicaciones Diario Médico y Correo Farmacéutico, y en el acto de entrega participó la ministra de Sanidad, Carolina Darias.