El Obradoiro se rinde en el primer cuarto

Ignacio Javier Calvo Ríos
NASO CALVO SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Javier Martin

El conjunto compostelano salió dormido a competir al Buesa Arena ante el poderoso Baskonia, estuvo muy triste en ataque, blando en defensa y totalmente negado en los lanzamientos triples

13 oct 2021 . Actualizado a las 22:38 h.

El Baskonia, que llegó al partido tras cuatro derrotas consecutivas, dos en la Euroliga y otras dos en la competición doméstica, rompió su mala racha al superar con claridad en el Buesa Arena al Obradoiro: 91-70. El choque quedó visto para sentencia tras un pésimo primer cuarto de los gallegos, que solo anotaron 9 puntos, por los 28 de los baskonistas. El quinteto obradoirista nunca fue capaz de mostrar la sonrisa que luce en su rostro cuando juega en Sar.

Tardó muy poco tiempo en romperse la igualdad inicial. El Baskonia, con velocidad de Euroliga, arrolló desde el primer segundo a su adversario. Scrubb tuvo que abandonar la cancha al minuto y medio de comenzar el duelo por un corte en la ceja, por lo que tuvo que ser atendido en la banda. Justo en ese instante, el cinco vasco empezó a romper el partido con dos triples de Granger y Fontecchio y una canasta de Costello.

De inmediato, Moncho Fernández se vio obligado a parar el juego para detener la sangre de la profunda herida de los compostelanos. La nueva canasta de Costello situó al Baskonia con nueve puntos de renta (14-5) a los cuatro minutos de juego. Fue una muy buena puesta en escena del conjunto vasco, que aumentó la ventaja a los 11 puntos (16-5).