«El Camino de Santiago es como la vida, cuesta»

lucía ortigueira / i. c. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

La recuperación de la Ruta se consolidó en julio con más de mil peregrinos al día

04 ago 2021 . Actualizado a las 23:53 h.

Julio se despide con buenas cifras de llegada de peregrinos. Después de la recesión del último año, en julio hubo 33.882, muchos de ellos en las semanas cercanas a la festividad del Apóstolo, aunque terminadas las fiestas, muchos caminantes siguen alcanzando la Catedral estos días.

La Praza do Obradoiro estaba ayer rebosante de ellos, animados por el buen tiempo que acompañó la mañana. Sacha Pajot es francés y llegó desde Burdeos tras dos meses andando. No puede contener su felicidad: «La experiencia ha sido mágica, aun mejor de lo que me esperaba». Joven, en forma, subraya que «hacer el Camino ha sido una buena experiencia para mi cuerpo y para mi cabeza». Es la primera vez que lo hace, pero no descarta repetir. Por lo pronto, su objetivo es ir a Fisterra y valora volver a casa por el Camino del Norte: «Aún no sé, todo es posible».

Son muchos los peregrinos que deciden comenzar la peregrinación en Sarria para obtener la compostela. Es el caso de dos profesoras de Valencia, Marta Fernández y Sara Bordes. Califican la experiencia como «impresionante, sobre todo por la humanidad y por las muy buenas historias de la gente». Llegaron a Santiago emocionadas, con un nudo en la garganta: «Coincidimos con un niño de ocho años y su madre y fue realmente motivador, además de emotivo, encontrarlos al final del recorrido». Decidieron hacer el Camino «para pensar, para encontrarnos, para hacer algo diferente», y el buen tiempo las acompañó durante todo el trayecto.