El Santiago del 2032: La ronda de la «almendra» y las zonas verdes, un doble anillo interconectado

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

La reforma de Praza de Galicia y las rúas Hórreo y Sar, claves para la movilidad

30 jul 2021 . Actualizado a las 10:50 h.

Uno de los ejes de mayor impacto en el conjunto de actuaciones aprobado ayer por el Real Patronato en el programa Camiño de Compostela 2032 es el que plantea el ambicioso objetivo de aplicar los valores de la ciudad histórica a sus espacios periféricos. Para ello traza un doble anillo: el primero está formado por los espacios colindantes a la «almendra» del casco monumental, con la Praza de Galicia como nodo central; y, el segundo, por las amplias zonas verdes de la ciudad situadas junto a la trama urbana o integradas en ella.

Con una estimación de inversión de 17 millones de euros, la intervención en el primer anillo plantea la reordenación de los espacios limítrofes con la «almendra» delimitada por la ronda exterior de la antigua muralla: Rodrigo de Padrón, avenida de Figueroa, Campo da Estrela, A Senra, Praza de Galicia, Fonte de Santo Antonio, Patio de Madres, Virxe da Cerca, Aller Ulloa, Praza do Matadoiro, Porta do Camiño y Rodas hasta San Roque. Estas intervenciones, que buscan descongestionar la ronda, se definirán tras los correspondientes estudios, al igual que las del segundo anillo, el que interconectará las áreas verdes y estas con la ciudad.

Para el anillo «verde», el programa prevé una dotación de 16 millones de euros, con la finalidad de consolidarlo para «reinventar» Santiago «sabiendo que su ‘muralla verde' la protegerá de nuevas agresiones a sus líneas de desarrollo», explicita el documento, que prevé intervenciones en la Alameda, Campus Sur, Brañas de Sar y en los terrenos del Jardín Botánico. Potenciar la red de senderos que vinculan todos los espacios del anillo verde y los corredores fluviales de los ríos Sar y Sarela que definen el territorio natural más próximo a la ciudad se enmarcan en este mismo planteamiento. En la Alameda se pretende realizar cuanto antes el plan director, y se apunta la dotación de 2 millones de euros para redactar proyectos y ejecutar obras, así como otros 3 millones para el Campus Sur, con el propósito de recuperar la zona para los ciudadanos «dando coherencia a todas las actuaciones futuras desde el punto de vista de las infraestructuras, la movilidad y los usos».