La estrella


Bienvenidos sean todos los espectáculos que se puedan celebrar en el Xacobeo, y cuanto más potentes y multitudinarios, mejor. Eso querrá decir que la pandemia empezará a ser un mal recuerdo y que habremos podido recuperar nuestra vida social como era hasta febrero de este año. Pero no se equivoquen, el 2021 ya tiene su estrella más rutilante. De hecho, ha permanecido entre los compostelanos desde hace más de ochocientos años. No es otra que la Catedral, que después de una década de concienzudos y delicadísimos trabajos de restauración, ha quedado de impresión. Ya no es cuestión de fe ni de religión, aunque quienes lo vean a través de la mirilla personal de las creencias religiosas -«¿De dónde ha podido salir tanta belleza?», se preguntó en mística alta voz el arzobispo Julián Barrio- tendrán tal vez más motivos aún para sentirse conmovidos. La rehabilitación de nuestra basílica nos permitirá re-admirar cada uno de sus rincones con mayor sobrecogimiento que la primera vez. Las policromías de la capilla mayor, el baldaquino, el altar, las columnas, las capillas absidales, las esculturas... Todos los elementos interiores, descubiertos en la presentación de este viernes, han revivido tras la limpieza del poso de los siglos y de millones de fieles y turistas. ¿Y qué decir de las fachadas, ya conocidas a falta de detalles? ¿Y del pórtico de la Gloria? El conjunto es el gran descubrimiento para el año santo 2021 y los que vendrán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La estrella