El Concello endurece el control sobre los promotores de fiestas en pisos que eviten identificarse

Advierte que los denunciará también por incumplimiento de la Ley de Seguridad Ciudadana al obstaculizar la labor de la policía


santiago / la voz

El Ayuntamiento no se quedará quieto ante aquellos residentes de pisos en los que se detecten fiestas y no abran la puerta a la llegada de la Policía Local para no identificarse. En ese caso no solo no se ahorrarán la multa de 500 euros, sino que podrían sumar otra de hasta 3.000. Lo advertía ayer el alcalde tras recordar que, pese al alivio en las restricciones por el covid, el toque de queda sigue vigente y que «as festas en pisos seguirán sendo sancionadas, como o están sendo neste momento».

La Administración local ha notado que crecen los casos de negativa a abrir la puerta, pero Sánchez Bugallo avisa que de nada les valdrá. «Se lles irá identificar ao día seguinte, ou aos dous días», pero se les identificará, y en ese caso no solo se les denunciará por incumplimiento de la normativa municipal de ruido, sino también por infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana por obstaculizar la labor de la policía. Ahí la multa podría llegar a los 3.000 euros y no eximiría de hacer frente a las de 500 o 750 euros que fija la ordenanza de ruido en función del tramo horario en que se detecte esa actividad..

 El Concello no está dispuesto a dejar pasar ni bajará la guardia. Las instrucciones son claras: estar sobre el caso hasta que se pueda identificar a los autores de esas fiestas «e logo presentar todas as denuncias que se poidan presentar», apuntaba ayer el alcalde. «Nós non imos baixar a garda, porque nos xogamos moito», decía Xosé Sánchez Bugallo sobre esa y cualquier actividad que vaya contra las directrices que haya que guardar por el covid.

«Vanse sancionar todos os comportamentos irresponsables e insolidarios»

«Vanse sancionar todos os comportamentos irresponsables e insolidarios», advertía el regidor, insistiendo en el caso de las fiestas en pisos y en quienes eviten identificarse. Porque, aunque recurran por vía judicial, además de los inconvenientes, tendrán que explicar a un juez por qué no abren la puerta, por qué no colaboran con la policía y por qué no se identifican, y probablemente aquel «non comparta» sus argumentos.

Las nuevas multas acaban con las ganas de fiesta en pisos: las de los jueves bajan un 76,5 %

Xurxo Melchor
Agentes de la Policía Local de Santiago acuden a un piso en el que se estaba celebrando una fiesta
Agentes de la Policía Local de Santiago acuden a un piso en el que se estaba celebrando una fiesta

La noche tradicionalmente más complicada acumulaba una media de 17 sanciones, pero la última jornada bajó a solo cuatro

Las nuevas y mucho más severas multas por organizar fiestas en pisos parecen haber logrado el efecto que buscaba el Concello de Santiago: disuadir a los jóvenes, especialmente a los universitarios, de organizar este tipo de reuniones porque suponen un grave riesgo de contagio por coronavirus. Las nuevas sanciones, que llegan a los 750 euros, entraron en vigor en la noche del jueves 15 al viernes 16 y ya provocaron una bajada del número de expedientes abiertos, ya que los diez de aquella jornada son la mitad de los veinte que se tramitaron la semana anterior y muchos menos que los 28 del 24 al 25 de septiembre -otra noche de jueves-, el récord hasta la fecha.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Concello endurece el control sobre los promotores de fiestas en pisos que eviten identificarse