La virgen


Lo comentaba el lunes la directora xeral de Patrimonio Cultural y ayer el catedrático Ramón Yzquierdo Perrín. Ninguno recordaba casos de una escultura hallada en un río, como sucedió con la virgen de estilo gótico encontrada en el lecho del río Sar. Y lo más sorprendente es que nadie alertara de su presencia dada la proximidad de algunas viviendas. De ahí el gran mérito de Fernando Brey, que se dio cuenta que la roca con la que había tropezado, llena de musgo como el resto, no era una más y, no solo eso, sino que se interesó por su preservación. Regresó al día siguiente al lugar para fotografiarla y remitirle las imágenes a una experta y, después, a través de Apatrigal, se pusieron los hechos en conocimiento de la Consellería de Cultura. Si Fernando Brey no le diese importancia a esa talla, y más viendo que le faltaba el rostro a la virgen, hoy continuaría en las aguas del Sar. Y este punto es en donde entra en juego la sensibilización respecto al patrimonio. Hallazgos como este y los que se han producido de petroglifos recuerdan la importancia de darle valor a estos elementos. Fue mucho lo que se expolió, pero también lo que acabó formando parte de muros o de otras estructuras que tienen un gran valor artístico, así que, si ponemos ojos de Fernando, igual se descubren más piezas. El broche para muchos sería confirmar si es la Virxe da Cuncha de Conxo, por cuyo destino se preguntaba Quique Alvarellos en una de sus Fotohistorias en La Voz de Galicia en el 2016. Quizás, como dice Yzquierdo, nunca se podrá determinar con certeza su origen inicial, pero, a partir de ahora, estará siempre ligada a Conxo. Eso pondrá su ficha.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La virgen