Comunicar(se)


Entre las aportaciones que Xosé Luís Franco Grande deja a la cultura gallega está su afán por comunicarse y dejar constancia de ello. Lo hizo en A ilusión da esperanza (de Cabanillas a Baixeras), un libro donde refleja 38 de sus amistades, que evidencian su intensa biografía; en sus epistolarios, como el que mantuvo con Ramón Piñeiro, editado por el Centro Ramón Piñeiro con el título Cando o futuro comezaba, y que es una muestra relevante de 35 años de relación, que sirve para entender mejor la Galicia de hoy; como su testimonio de Os anos escuros; en entrevistas, como la tan interesante que publicó con Ramón Lugrís; en la polémica por los Seis Poemas Galegos de Federico García Lorca; en su estudios y producciones literarias, desde su conocida labor con el léxico gallego a su poesía o trabajos de crítica; en las colaboraciones en La Voz de Galicia y en otros medios, entre otras contribuciones, con presencia de Compostela y sus gentes en muchas de ellas. En su último artículo en estas páginas, en la víspera de su muerte, indicaba que «A amizade é cultura» y que «A cultura, ao cabo, é unha riqueza, unha fermosura que nos mellora e que nos fai verdadeiros humanos». Y no hay cultura sin comunicación. La comunicación y el saber comunicarse son la mayor riqueza cultural, y en estas fechas resultan incluso más centrales que nunca. Hasta para preservar la vida de ese nuevo COVID-19, que atormenta en todo el mundo. Franco Grande también proponía en sus escritos que personas que conocía y que estaban distantes contactasen de nuevo. Como tanto se hace estos días.

 Para comunicar(se) la vida.

Que lo es todo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Comunicar(se)