La época viral


Un buen amigo y consejero me recomendó no hace mucho la lectura de La sociedad del cansancio, del filósofo surcoreano Byung-Chul Han. En él, sostiene que el siglo XXI, desde el punto de vista patológico, es neuronal, porque el estrés y la depresión se han convertido en los males que caracterizan nuestros tiempos, en contraposición con la anterior época, la bacterial, en la que la humanidad luchó contra la tuberculosis, la poleo y otras enfermedades. Una etapa a la que puso fin la aparición de los antibióticos. Teniendo razón, se equivocaba, porque este pensador afincado en Alemania dice en su texto sobre el momento presente: «A pesar del manifiesto miedo a la pandemia gripal, actualmente no vivimos en la época viral. La hemos dejado atrás gracias a la técnica inmunológica». Qué brillantes me parecieron estas palabras hace tan poco y que lejanas y erradas se me antojan ahora. Mi día a día, el suyo, el de todos los españoles y el de cada vez más y más humanos es estrictamente viral. Nos levantamos pensando en el coronavirus. Desayunamos con el parte de guerra de infectados y muertos. Nos lavamos compulsivamente las manos. Limpiamos uno a uno todos los productos que compramos. Fregamos y fregamos nuestras casas. Nos tomamos y tomamos la temperatura. Nos angustiamos cada vez que nos hablan de un familiar, amigo o conocido que ha caído enfermo. Teletrabajamos. Nos confinamos. Aplaudimos emocionados cada tarde en las ventanas. Y todo por un virus. Todo por el coronavirus. Como para negar que vivimos inmersos de lleno en la era viral. Mis nietos alucinarán cuando les hable de estos días extraños.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La época viral