El CHUS insistirá para poder ampliar el tratamiento de cánceres hematológicos

El servicio quiere aplicar la terapia celular tipo CAR-T en la clínica y en investigación


santiago / la voz

El Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) insistirá para conseguir la autorización que le permita ampliar el tratamiento de tumores hematológicos con la denominada terapia celular tipo CAR-T, o inmunoterapia aplicada al tratamiento del cáncer. Este tratamiento utiliza linfocitos modificados genéticamente y se ha mostrado eficaz en la leucemia linfoide aguda, en los linfomas o en el mieloma múltiple. La gerente del área sanitaria, Eloína Núñez, manifestó su confianza en que el CHUS sea seleccionado por el Ministerio de Sanidad en una nueva convocatoria próxima, tras no haberlo conseguido el semestre pasado.

El servicio de hematología del CHUS se considera preparado para alcanzar ese reconocimiento y beneficiar así a pacientes gallegos, pues la terapia CAR-T no se administra aún en Galicia. «Nos sorprendió quedar excluidos. Tenemos la unidad multidisciplinar montada y el banco de sangre acreditado. Además, el Clínico dispone de una unidad de ensayos clínicos en fases I y II, para probar nuevos tratamientos en las fases más iniciales; y es el centro gallego con mas experiencia en trasplante hematopoyético [más conocido como trasplante de médula ósea] complejo, y de referencia en Galicia en trasplante hematopoyético en niños, una de las indicaciones de esa terapia», afirma Adrián Mosquera, hematólogo y miembro del grupo de investigación Procesos Linfoproliferativos, del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), que dirige el jefe de hematología, José Luis Bello.

Mosquera es asesor del ministerio para esa terapia, y anteriormente lo fue también Bello. Valora que el Clínico «está en condiciones de poder aplicar la terapia CAR-T en fase clínica. Eso daría además un enorme impulso a la investigación del grupo», que es uno de los más recientes del IDIS y ha conseguido ya publicaciones de relevancia.

Además de esa investigación de terapia celular, el grupo tiene otras dos líneas de trabajo activas, sobre nuevas tecnologías genómicas y de inteligencia artificial para avanzar en el tratamiento de tumores hematológicos, indican Mosquera y la bióloga Beatriz Antelo. En familias con más de un caso de tumores linfoproliferativos -como, entre otros, el linfoma no-Hodgkin, el mieloma múltiple y la leucemia linfática crónica- se han observado alterados algunos genes, y otros datos de interés, según los primeros resultados obtenidos del estudio de las mutaciones genéticas investigadas en 18 pacientes de 50 familias tratadas en el servicio de hematología y hemoterapia del CHUS. Esas patologías proliferativas suponen hasta el 70 % de las consultas en el hospital de día de hematología del CHUS, que diagnostica unos 180 casos al año.

Ese estudio se completa con más pacientes. Pretende valorar el riesgo y predisposición de padecer esos tumores, mejorar su diagnóstico precoz y avanzar en su tratamiento. La investigación comenzó hace año y medio y colabora la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica. La Asociación Gallega de Personas Trasplantadas de Médula Ósea (Asotrame) también la apoya y le ha aportado financiación.

El grupo de investigación utiliza asimismo algoritmos de inteligencia artificial y grandes masas de datos (big data) para agilizar el diagnóstico de tumores.

Experiencia con unas patologías que aumentan a un ritmo del 5 % anual

 

 

En varios tumores hematológicos se ve que aumentan un 5 % anual, en parte porque ahora se diagnostican mejor y más precozmente, y por la mayor esperanza de vida de la población, pues aparecen más a los 70 años o más tarde. El servicio de hematología del CHUS atiende a 2.500 pacientes al mes, unos 700 en el hospital de día propio, y realiza sobre 55 trasplantes de médula ósea cada año. Los trasplantes pueden ser con células progenitoras hematopoyéticas del propio paciente, de su familia, o de donante no emparentado. El CHUS tiene más de dos décadas de experiencia y ha realizado el primer trasplante de donante no emparentado en Galicia. A pesar de los avances de los últimos años en el tratamiento, valoran como un reto aumentar la supervivencia de pacientes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El CHUS insistirá para poder ampliar el tratamiento de cánceres hematológicos