El mapa de titulaciones universitarias: la eterna reforma


santiago / la voz

En la educación española solo hay una constante: la eterna reforma. Todo el resto, cambia: planes de estudio, ciclos de enseñanza, currículos, pruebas de acceso, criterios de evaluación. La enseñanza superior no se ha librado del afán reformista de la política, y aunque quizá no haya sido zarandeada con la misma insistencia que los niveles de educación primaria y secundaria, sí parece que está sometida a una eterna reforma. La de su oferta. En los 70 se implantó el sistema de tres ciclos. La LRU de 1983 daría un vuelco a la estructura. Y antes de Bolonia, la LOU.

Durante décadas, el sintagma mapa de titulaciones no ha dejado de sobrevolar las páginas de información. En Galicia, esa expresión está más en boga que nunca. Las universidades gallegas han vuelto a reformular sus titulaciones para adaptarlas a las necesidades de la sociedad y se encuentran inmersas en un proceso de creación de grados y de destrucción de otros. En Santiago se imparten ya Criminoloxía como grado oficial y Biotenoloxía. En Lugo se ha implantado Paisaxe. Durante los próximos años se crearán Xestión del Patrimonio e Industrias Culturais, Emprendemento, Robótica Agroforestal y Bioquímica Agroforestal. Algunos son nuevos, otros, la transformación de alguno que desaparece, como Ciencias da Cultura y Xestión de Pemes.

La gran reforma de los últimos años ha sido la que ha llevado a la enseñanza superior española a converger con la europea. Las licenciaturas y las diplomaturas dejaron paso a grados de cuatro años. En el cajón de la moratoria se ha quedado el modelo 3+2.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

El mapa de titulaciones universitarias: la eterna reforma