La estructura de madera que aísla el Pórtico permanecerá al menos un año

Surgen las primeras voces críticas por el impacto visual que tiene la instalación que separa el monumento del resto de la Catedral


Santiago / LA Voz

La estructura de madera que cubre la parte posterior del pórtico de la Gloria para proteger el monumento restaurado del polvo y polución que levanten las reformas en el interior de la Catedral no ha pasa inadvertida. De hecho, ya han surgido las primeras voces críticas. Censuran el impacto visual que tiene la instalación, que separa la obra del maestro Mateo del resto de la basílica. Sin embargo, no está previsto ningún cambio con el objetivo de atenuar el contraste estético que tanto parece chocar a visitantes y compostelanos. Así, el montaje que aísla la joya del románico por motivos de conservación permanecerá tal cual está al menos un año, de acuerdo a los plazos fijados.

Este no se retirará hasta que se culminen las obras dentro de la Catedral santiaguesa, cuyo inicio tendrá lugar en este primer trimestre. El plazo de ejecución es de un año, por lo que hasta entrado el 2020 se mantendrá el encapsulamiento, que podría continuar más tiempo si los trabajos se alargan más de lo previsto, algo que no se descarta, dado que este tipo de actuaciones están sujetas a circunstancias externas, como imprevistos o retrasos en la tramitación de las licencias.

El propio alcalde compostelano, Martiño Noriega, comentaba ayer que las reformas condicionarán la actividad en la basílica «nos vindeiros dous anos». Así lo manifestó tras informar de la aprobación de dos de las cinco licencias municipales vinculadas a estas intervenciones, enmarcadas en el plan director de restauración de la Catedral, con el horizonte puesto en el próximo año santo, 2021.

Visto bueno de Patrimonio

La Fundación Catedral explica, por su parte, a raíz de las críticas recibidas, que la estructura de madera instalada se hizo a partir de un proyecto que cuenta con la aprobación de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural. Sostiene, además, que se realizó de modo que tuviera «el menor impacto posible» sobre el conjunto. Y recuerda que se trata de un montaje no anclado de carácter temporal, que tiene una función y una razón de ser, pensando en conservar el Pórtico y protegerlo tras el intenso trabajo de restauración llevado a cabo en él durante los últimos 10 años, con el que se consiguió recuperar gran parte de la policromía.

El regidor santiagués incidió también en este punto y aclaró que el motivo de la estructura de madera y las vallas con paneles informativos no es separar el Pórtico del resto de la basílica para llevar a cabo el nuevo plan de visitas guiadas (por las que hay que pagar), sino al que se refería anteriormente la Fundación Catedral.

Al margen de esta polémica, cabe recordar que mañana, al ser un día festivo, no habrá visitas al pórtico de la Gloria ni al Museo Catedral. Esto implica que el primer grupo de compostelanos que accederá gratis al monumento lo hará el próximo domingo, día 13, pudiendo adquirir sus invitaciones la jornada anterior en la sede de la Fundación Catedral (rúa do Vilar, 3) en el horario fijado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La estructura de madera que aísla el Pórtico permanecerá al menos un año