Jesús Núñez: «España es un mal ejemplo en gestión de flujos migratorios»

Analiza hoy la crisis de refugiados en el Foro Revbela


Santiago / la voz

Con la negativa de Italia a acoger a los refugiados del barco Aquarius, que finalmente llegaron a España esta semana, se ha reavivado el debate sobre las políticas migratorias de los países de la Unión Europa. En torno a este tema girará el VI Foro Revbela que organiza hoy la Fundación Araguaney-Puente de Culturas (Hotel Araguaney, 20 horas). El codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH), Jesús Núñez Villaverde, analizará la responsabilidad europea en la gestión de la crisis de refugiados.

Para Núñez Villaverde, tanto la acogida de los refugiados del Aquarius como la decisión de restablecer la salud universal o de eliminar las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla por parte del nuevo Gobierno son «gestos mínimos, que resultan positivos». No obstante, recalca, «España es un mal ejemplo en la gestión de flujos migratorios». La Administración ha incumplido el acuerdo del 2015 por el que se comprometía a acoger a 17.337 personas refugiadas. También señala como fracasos «el ejemplo de Ceuta y Melilla o el de los Centros de Internamiento de Extranjeros». No obstante, para el codirector del IECAH la gestión de la crisis no pasa por las medidas de un único país: «El problema exige un rumbo distinto en la política de la Unión Europea, de acogida y asilo».

Ambas políticas, según Núñez Villaverde, se rigen por «medidas» cortoplacistas». Los gobernantes, denuncia, «actúan represivamente». Paralelamente existe un auge de agrupaciones políticas con un discurso xenófobo y racista que ha calado «en una sociedad en crisis económica grave, que ha provocado muchos perdedores». Sensibles a este mensaje que acusa, por ejemplo, a las oenegés de colaborar con las mafias que conducen a los refugiados al Mediterráneo. Núñez lo contradice: «Lo que están haciendo las oenegés es lo que deberían estar haciendo los estados».

El codirector del IECAH considera fundamental un cambio de estrategia, que incluya un discurso mediático, político y educativo que humanice a los refugiados y a los emigrantes. «Si no se utiliza bien se acaba creando desmemoria histórica, parece mentira que en Galicia haya que explicar qué significa emigrar». Núñez Villaverde recalca que sin actuar en los países focos de la emigración los flujos no cambiarán: «Hablo de comercio justo, de otra arquitectura financiera, de minimizar la brecha digital».

«Lo que están haciendo las oenegés es lo que deberían hacer los estados»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jesús Núñez: «España es un mal ejemplo en gestión de flujos migratorios»