El 2017 cierra con un atropello cada seis días

Santiago registró finalmente 64 accidentes de este tipo, un 14 % por encima de la media de los últimos años


santiago / la voz

El arranque del 2017 fue tan funesto en lo que a atropellos se refiere que las cifras hacían pensar en que el año que ahora cierra marcaría un récord negativo y rondaría los cien accidentes de este tipo en Santiago. No ha sido así. El segundo semestre, una vez que se puso en marcha el plan ideado por la Policía Local y el Concello para mejorar la seguridad vial en numerosos puntos de la ciudad, se ralentizó notablemente el ritmo de atropellos y la cifra definitiva se sitúa en 64, uno cada seis días y un 14 % más que la media reciente.

Esos 64 atropellos hacen del 2017 un año malo en lo que a esta estadística se refiere, el segundo peor desde el 2012 (69), pero en cifras cercanas a las de ejercicios anteriores, en los que siempre se superaron los 50 salvo en el 2016, el mejor registro reciente con tan solo 45 siniestros con peatones involucrados.

Así, tras los 69 del 2012, los siguientes años se mantuvieron estables, con 53 atropellos en el 2013; 55 en el 2014; y 51 en el 2015, por lo que la media de estos últimos años se sitúa en 56 accidentes de este tipo en Santiago.

Ninguna víctima mortal

Sin duda, el mejor dato de este año que ya termina en lo que a atropellos se refiere es que en esos 64 incidentes registrados no se produjo ni una sola víctima mortal. Eso sí, un total de 73 personas tuvieron que ser atendidas médicamente con heridas de diversa consideración. De ellas, 58 con lesiones consideradas como leves y solo quince graves.

Las causas de la gran mayoría de los siniestros de este tipo no están en modo alguno relacionadas con la falta de seguridad en la vía, que es el único factor sobre el que puede actuar el Concello. Muy al contrario, el último informe oficial de la Policía Local -realizado en noviembre- advertía que el 74,5 % de los atropellos son culpa de falta de atención o diligencia del conductor y que en un 34,5 % de las ocasiones se debe a imprudencias graves como saltarse un paso de cebra o un semáforo en rojo. Poco puede hacer la Administración contra estos comportamientos, más allá de sancionarlos e iniciar procesos judiciales que pueden llegar a tener consecuencias penales.

Esos mismos datos apuntan que los peatones solo son responsables del 25,5 % de los atropellos, ya fuese porque cruzaron la calle de forma inadecuada o por cualquier otro motivo. En este 2017 otra ha sido la tónica con la que se ha encontrado la Policía Local: los graves problemas que causa el uso del móvil tanto por parte de los conductores como de los viandantes. Y contra eso, tampoco se puede luchar con mejores pasos de cebra o más señalización horizontal y vertical. Es una cuestión de concienciación personal y de ciudadanía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El 2017 cierra con un atropello cada seis días