El rey de los triples casi imposibles

Tras su paso por el Baskonia, Alberto Corbacho firmó con el Obradoiro para las tres próximas campañas


SANTIAGO / LA VOZ

El Obradoiro no tardó muchas horas en cubrir la vacante que dejó Adam Waczynski, que seguirá su trayectoria deportiva en el Unicaja Málaga. La huida del polaco era un secreto a voces y ya desde hace semanas la dirección deportiva del club compostelano estaba trabajando en varias opciones. Cuando se conoció la baja de Alberto Corbacho (Palma de Mallorca, 1984) en el Baskonia, la afición empezó a soñar con los ojos abiertos.

La opción del regreso del mallorquín a Sar era algo que comenzaba a barajarse en la entidad gallega. Poco a poco se fueron acercando posturas y ya hace horas que era también un secreto en boca de todos. Alberto Corbacho regresa a casa, vuelve a Sar, en donde vivió sus mejores momentos como profesional.

El balear se despidió de la hinchada santiaguesa el 24 de mayo del 2015, en el último partido de la temporada. Fue en Sar y el rival, curiosamente, el Baskonia, su siguiente destino. Ante casi cinco mil gargantas, Corbacho recibió el homenaje que se merecía por sus años de servicio y por sus grandes tardes de baloncesto, en un partido que acabaron ganando los vascos y en el que el otra vez obradoirista ofreció un recital de lanzamientos triples. Anotó seis de los doce que envió sobre el aro rival y acabó su último choque con el 33 con 18 puntos, en veinticinco minutos, y 11 de valoración.

Tras su paso por el Baskonia, el mallorquín volverá a vestir la camiseta del Obra. El jugador y el club llegaron a un acuerdo para los próximos tres cursos. En la pasada campaña firmó una media de 3,8 puntos (46,2 % en canastas de dos puntos, 41,7 % en triples y 83,3 % en tiros libres), en 10,8 minutos de la Liga Endesa. También, acabó con un promedio de 3,4 puntos en 10,2 minutos en la Euroliga, competición en la que el Baskonia y Corbacho alcanzaron la Final Four.

Con 2,00 metros de altura y a punto de cumplir los 32 años de edad, Corbacho disputó en la Liga Endesa cuatro de sus cinco temporadas como obradoirista. En la máxima categoría del baloncesto español disputó 170 encuentros (137 con la camiseta del Obra), con 3.663 minutos de experiencia y con un 37 % en triples, un 47 % en canastas de dos y un 94 % en tiros libres.

Gran recibimiento

En el 45 aniversario del club, fue elegido para formar parte del mejor quinteto histórico del Obradoiro, con Ricardo Aldrey, Tonecho, Muscala y Oriol. Antes de llegar a Santiago, jugó en la LEB Oro con el Breogán, Hospitalet, Zaragoza y Ciudad de Huelva.

La pasada temporada, Corbacho visitó Sar con el Baskonia y fue recibido por más de cinco mil aficionados con una gran ovación. Perasovic le puso en pista durante once minutos y medio, en los que anotó tres puntos (un triple de tres lanzamientos).

«Alberto Corbacho fue uno de los protagonistas de algunas de las mejores páginas de la historia del Obradoiro. Pero no está aquí por lo que nos dio, sino por lo que nos puede dar de ahora en adelante, dentro y fuera de la pista», reconoce José Luis Mateo, director general del club compostelano. Además, explica que «por encima de su lanzamiento, de sus cualidades humanas y de su experiencia, lo más importante es que quiso regresar al Obra desde el primer minuto en que se abrió esa posibilidad. Por eso lo recibimos con los brazos abiertos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El rey de los triples casi imposibles