El Camino apunta a récord absoluto

Manuel Cheda
m. cheda SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

Si el flujo de peregrinos mantiene su evolución interanual, el 2016 acabará con casi 290.000 romeros llegados a Santiago y caerá así la marca de 272.412 del santo 2010

12 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

No hará falta esperar hasta el 2021, próximo Xacobeo, para ver cómo cae el récord absoluto de afluencia en el Camino de Santiago, que data del 2010. Al menos eso sugieren las estadísticas oficiales. Porque, del estudio de los datos proporcionados por el Arzobispado de Compostela, se deduce que, si el flujo de peregrinos mantiene su evolución interanual, en el 2016 la llegada de romeros a la ciudad alcanzará una cota histórica: se rozarán las 290.000 mochilas contabilizadas.

Entre la mañana del 1 de enero y la noche del pasado viernes arribaron a la capital gallega 112.862 peregrinos, un 10 % más de los que habían hecho lo propio en las mismas fechas del 2015. En ambos casos, los números únicamente recogen a aquellas personas que, «con sentido cristiano, aunque solo sea en actitud de búsqueda», alcanzan el sepulcro del Apóstol habiendo cubierto, como mínimo, los últimos cien kilómetros de las rutas jacobeas a pie o bien sobre un caballo y también a las que lo hacen tras completar en bicicleta, como poco, los postreros 200.

La extrapolación de esa comparación hasta el final del ejercicio presente sitúa en el entorno de los 288.500 los romeros que, probablemente, terminen haciendo el Camino en el 2016. Y ese volumen de gente se colocaría muy por encima del registrado tanto el año pasado (262.459) como en el santo 2010: 272.412.

Como se puede apreciar en la tabla reproducida aquí a la derecha, en guarismos absolutos, el grupo de peregrinos que más aumenta es el español (2.500 más), seguido del alemán (1.236) y el italiano (1.173). Aunque en términos relativos crecen más el colombiano (83,4 %), el eslovaco (69,5 %) y el lituano (29,2 %).