Atreverse


veces la distancia que separa la valentía y la inconsciencia es muy corta. Por eso, siempre es admirable aquellos que están dispuestos a innovar, que no quieren limitarse a ese ámbito de confort en el que saben que son maestros y han triunfado. Y, en el arte, esto toma un doble valor. Si has cosechado grandes éxitos con el pop o el rock, ¿por qué apuestas por la música clásica? Si en solitario ya has triunfado con la música tradicional gallega, ¿por qué tocar con una orquesta sinfónica? Estos días, los amantes de la música en Santiago han tenido o tendrán la posibilidad de ver estas apuestas menos habituales, que pocos se atreven a llevar a cabo. Para aquellos que aún tuviesen en su retina únicamente a Cristina Pato con su melena verde, que se había convertido en seña de identidad cuando irrumpió con fuerza hace ya 17 años con su primer disco como gaiteira, su imagen en el concierto de la semana pasada con la Filharmonía le rompería todos los esquemas. Pero más lo es que suba a un escenario de música clásica la gaita. Ella quiere que ese sea su legado: que esas piezas cuya composición impulsa, sirvan para que otros gaiteiros tengan la oportunidad de compartir escenario con una orquesta sinfónica. La próxima semana, no será una gaiteira, sino Santiago Auserón, uno de los líderes de Radio Futura, referente de la movida madrileña, y posteriormente con el proyecto Juan Perro, el que aporte los sones más clásicos a sus míticos temas. Pero si todos ellos tienen mérito, no menor es el de la propia Filharmonía, compañera de viaje en estas aventuras que derriban fronteras en un lenguaje que, en realidad, es universal: la música.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Atreverse