Una política marcada por gestos

r. m. santiago / la voz

SANTIAGO

<span lang= es-es >Cuatro grupos</span>. Las urnas dieron entrada en la corporación a cuatro grupos, uno más de los habituales en los últimos años. La novedad la puso Compostela Aberta, que accedió además al gobierno.
Cuatro grupos. Las urnas dieron entrada en la corporación a cuatro grupos, uno más de los habituales en los últimos años. La novedad la puso Compostela Aberta, que accedió además al gobierno. xoán a. soler

Compostela Aberta mantiene todavía en revisión los proyectos del PP paralizados

20 sep 2015 . Actualizado a las 04:00 h.

Compostela Aberta cumple mañana cien días al frente del gobierno de la capital, una responsabilidad que ha asumido con la mayoría minoritaria que le otorgan sus diez ediles en una corporación de 25 y prácticamente sin experiencia en la Administración pública. Solo Martiño Noriega aterrizó en Raxoi con bagaje como gestor municipal. Frente a los gobiernos anteriores, en los que la continuidad en el cargo o su asunción desde la oposición, como en el 2011, facilitaba el rodaje entre mandatos, Compostela Aberta se estrenaba en una plaza nueva, una plaza exigente y que requiere un ritmo al que todavía le está tomando el pulso.

Los pausados contactos para indagar las posibilidades de asegurar la gobernabilidad con un pacto estable, o de facilitarla con acuerdos puntuales, y las dificultades para negociar el personal eventual y fijar remuneraciones (CA mantuvo su compromiso de bajar los sueldos de los cargos públicos), demoraron un mes la organización de los medios para el trabajo corporativo. Y todavía más la incorporación a Raxoi, hasta septiembre, del personal de apoyo del gobierno. Y se ha notado en la dinámica municipal.

gestión ordinaria

Cuentas. Con el motor a ralentí mientras constatan las necesidades del municipio a través del contacto directo con los vecinos y las posibilidades de actuación con la auditoría en marcha sobre la situación económica del Concello, estos tres meses han estado marcados por desencuentros institucionales, gestos y una gestión más centrada en expedientes del anterior mandato que en iniciativas de calado. Aun así, CA sí ha tomado la iniciativa para reconducir proyectos heredados, con resultado desigual en función de si son de su competencia o de otras Administraciones.