Os Tilos despide a su abuelo

Emma Araújo SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

xoan a. soler

Vecinos de la urbanización de Teo improvisan un mausoleo para decir adiós a un anciano marino que vivía gracias a la solidaridad de todos

13 oct 2012 . Actualizado a las 16:58 h.

José Manuel Teles Adamastor no era como el abuelo Chanquete de Verano Azul, pero para muchos vecinos y jóvenes de la urbanización teense de Os Tilos era todo un referente por su cercanía, sus historias y su capacidad para escuchar.

Por eso, la noticia del hallazgo de su cadáver en el improvisado hogar que había creado con la vista gorda de todos en un vetusto local social municipal cayó como una losa en la macro urbanización teense. Tanto es así que horas después de que se procediese al levantamiento de su cadáver para practicarle la autopsia, y de que la Policía Local de Teo acordonase la zona, fue surgiendo de forma improvisada un pequeño mausoleo con flores e incluso una fotografía de este viejo marino de 76 años que vivía de una pensión no contributiva y que llegaba a fin de mes gracias al apoyo de sus vecinos de Os Tilos, que le suministraban alimentos, ropa y compañía.

La voz de alarma cundió por Os Tilos a principios de esta semana después de que quienes más lo trataban notasen la falta de José Manuel. Y la preocupación fue en aumento con el recordatorio de que el anciano había ido días atrás al centro de salud porque tenía ciertos problemas para respirar. Y ante la falta reiterada de noticias del anciano dieron aviso a la Policía Local, que acudió a su casa en torno al mediodía del jueves. Como su improvisado hogar era en realidad una instalación municipal no fue necesario solicitar ningún tipo de permiso para acceder, por lo que pronto localizaron su cadáver.