El proyecto de Nouvel para el Espiño ha quedado obsoleto

El Concello dice que no es operativo para las necesidades actuales y valora una reconstrucción del palacete original

la voz

El proyecto que Jean Nouvel planteó para la rehabilitación del palacete del Espiño en colaboración con el arquitecto compostelano José Luis Pereiro resulta inadecuado para las nuevas circunstancias y necesidades que se le plantean al Ayuntamiento con ese inmuebles. Se trata de una idea de hace tiempo y que carece de las actuales exigencias de accesibilidad. Pero, sin ser ese un tema menor, el principal problema deriva del paso del tiempo, una década en la que no solo avanzó el deterioro de los restos de la antigua casona sino en el que los nuevos parámetros de eficiencia energética y las estrecheces económicas obligan a buscar otras soluciones.

Según los responsables de Urbanismo, el estado de las ruinas que todavía se mantienen en pie podría condicionar ya de forma importante un proyecto que además no sería «moi operativo» hoy desde el punto de vista de sostenibilidad energética, coinciden en señalar la concejala de Urbanismo, María Pardo, y el director de área, José Oreiro. Y es que la idea era realizar varias estructuras de cristal y acero entre los muros que quedaban de la vieja construcción. Pero eso, apunta Oreiro, tiene sus dificultades para mantener climatizado el edificio tanto en invierno como en verano, lo que se traduce en un gasto difícil de asumir en estos momentos y que sería más controlable con otro tipo de solución para un equipamiento, además, cuyo fin no se ha definido todavía. «Ten que ser un edificio funcional e sustentable enerxética e economicamente», afirma.

Una alternativa más clásica

Se impone por tanto una revisión, aunque en este caso no se limitaría a la actualización de precios con la que prácticamente se reactivará el proyecto para la habilitación del parque público. El Concello no descarta de momento directamente la propuesta arquitectónica del prestigioso Nouvel, en cuya firma no permiten pensar las cuentas municipales en caso de mudar totalmente de proyecto. Dice que ha de abrirse una reflexión, en la que también tendría algo que decir la promotora. Pero una modificación de dicho proyecto, que además podría ser de calado, no parece solución en la Administración local, donde se piensa en una alternativa más clásica frente a la que aportaba el arquitecto galo hace una década. La reconstrucción del palacete tal y como se levantó en su día. Según Pardo, tanto Pereiro como otros arquitectos piensan ya en esa opción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El proyecto de Nouvel para el Espiño ha quedado obsoleto