Los colegios inventan para que se note el Día Escolar da Paz

Los paraguas de Vite implicaron a toda la comunidad escolar del centro


santiago, padrón / la voz

«A idea é implicar e sensibilizar o alumnado no significado do Día Escolar da Paz perante as situacións de violencia, que a data non pase desapercibida», explica José Antonio Pardo, director del colegio público de Vite, sobre la celebración de ayer. Consiguió que sus 160 escolares, el claustro y numerosos padres y madres se adhiriese a la iniciativa internacional Paraguas por la Paz, promovida desde Estados Unidos por el pintor Matt Lamb, como solidaridad con huérfanos de los atentados del 11 de septiembre.

Defienden que el arte puede cambiar el mundo. Desde Vite contactaron con quienes organizan este proyecto y tuvieron una respuesta muy favorable. Ayer, la web de Paraguas por la Paz destacaba la respuesta de Compostela, pues el Xelmírez II, López Ferreiro y colegio As Fontiñas también se interesaron.

Parte del alumnado de Vite se acercó por la tarde a las celebraciones del Seminario Galego de Educación para a Paz, en el Gaiás. Allí se pudieron observar una treintena de paraguas decorados con lemas a favor de la paz.

El Seminario Galego entregó el premio Portapaz a Paul Ríos, portavoz de Lokarri, la red ciudadana por el acuerdo, la consulta y la reconciliación en el País Vasco. Manifestaba «alegría» por este galardón pues «no esperamos muchos reconocimientos por el trabajos que hacemos, que se nos reconozca como este premio es una satisfacción y un acicate para consolidar la paz en el País Vasco, que es nuestro objetivo».

Agrega Ríos que «Estamos en una nueva etapa, diferente, mejor que hace dos o tres años. Hace falta mucha altura de miras, pero sabemos lo que no queremos repetir». El mes pasado esta entidad promovió que siete jóvenes vascos se desplazasen a Irlanda del Norte para conocer el proceso de paz, que creen un ejemplo, y Ríos ve muy interesante esa experiencia.

Árbol de los deseos

Los colegios gallegos disponían de una nueva unidad didáctica del Seminario Galego para la jornada, sobre A aprendizaxe da democracia na escola.

En otros muchos centros se notó la efeméride. En el concertado A Milagrosa difundieron en el exterior el lema La paz empieza con una sonrisa. En O Pino instalaron un árbol simbólico, en el que el alumnado pudo colgar sus deseos por un mundo mejor. En Negreira, párvulos de 2 y 3 años entregaron en la calle palomas de cartón a los transeúntes, y fueron recibidos en el Concello.

«Es una alegría. No esperamos muchos reconocimientos por el trabajo que hacemos»

Paul Ríos (de Lokarri)

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Los colegios inventan para que se note el Día Escolar da Paz