«El canto es una herramienta esencial para mi trabajo»

manuel beceiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

La intérprete da vida a la rebelde Polly Peachum en «A ópera dos tres reás», un personaje que le resulta muy agradecido

26 jun 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Nacida en Suiza y criada en el barrio coruñés de Os Castros, Muriel Sánchez es de las nuevas generaciones de actrices gallegas con una sólida formación en el ámbito teatral y del canto forjada a nivel nacional e internacional. Como actriz de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, desde el año 2007 ha protagonizado diversas obras, como Un bobo hace ciento, La Estrella de Sevilla o El condenado por desconfiado. Con la compañía Venezia Inscena trabajó en diversos espectáculos de commedia dell?arte. Y en el CDG protagonizó Ricardo II y Seis personaxes en busca de autor. Ahora retorna para ser Polly Peachum, la hija del rey de los mendigos, que casa con Mackie Navaja en A ópera dos tres reás.

-¿Cómo es el personaje Polly Peachum?

-La hija de los señores Peachum es una niña que se enamora de Mackie y se escapa de casa para casar con él. Es pura inocencia, dulzura, rebeldía, pero en el fondo esconde muchas capas. En ella nada es lo que parece. No es tan inocente, sino que la mayor parte de las veces se hace la inocente. Es un personaje que a mí me resulta muy agradecido, pues al tener muchas capas permite cierta versatilidad sobre el escenario.

-¿Es un personaje con el que se siente identificada?

-La cuestión no es identificarme sino el aportarme muchos matices diferentes, porque aparentemente es una niña ingenua pero esconde cierta rebeldía.