Cien años de vida y memoria


Cien años no se cumplen todos los días y hacerlo en un buen estado de salud, menos. Por ello no es de extrañar que una familia de Padrón prepare una celebración a lo grande para homenajear a la matriarca, Josefa Castro Mirazo , doña Pepa de Extramundi de Abaixo, que el pasado lunes cumplió un siglo de vida y lo hizo rodeada de sus 6 hijas y 1 hijo; 18 nietos; 23 bisnietos y hasta su tataranieta de un año, sin contar la parte política. Ayer, Pepa descansaba en su casa, llena de regalos como ramos de flores, bombones y hasta galletas, después de un día repleto de visitas, «con moito barullo», según la homenajeada, pero muy emotivo.

Pepa parece que quiere restarle importancia al hecho de cumplir cien años, quizás, porque como ella dice al estar «cega de todo» desde hace tres años, le faltan muchas cosas. De lo que anda bien, pero que muy bien, es de memoria, de modo que ella misma dice que se acuerda perfectamente «do que pasou hai 50 anos», como por ejemplo de aquel novio rico que la rondaba cuando iba a lavar pero que no la consiguió, porque ella prefirió al pobre que «non tiña nada», a su marido que perdió cuando tenía 67 años. Precisamente su marido, una nieta y un yerno fueron las personas que vio morir en este siglo de vida en el que, según cuenta ella y la hija con la que vive, Pilar, «traballou moito». Cuidó su casa, de su marido y de sus hijos, le hizo una colcha de ganchillo a cada una de sus hijas cuando se iban a casar; fue a la leña al monte o a comprar maíz para comer.

No tuvo parada y eso se le nota ya que, a su edad, únicamente toma una pastilla para la pensión. Hace tres años aproximadamente que solo sale de casa para pasear un poco por la huerta y poco más, pero hasta entonces aún iba al monte y todos los domingos a Padrón, a misa y al mercado. No obstante, el próximo domingo tendrá que volver a salir para ir a la fiesta que le tiene preparada la familia en la casa de cultura de Extramundi, a la que acudirán unas 75 personas y en la que recibirá un ramo de flores del Concello de Padrón. Pero ella no sabe nada por lo que hoy, cuando su hija Pilar le lea este relato, tendrá que saltarse este párrafo. Con 100 años, a doña Pepa le preocupan especialmente tres cosas. La primera, no poder ver nada y, en especial, a una bisnieta y una tataranieta de un año; la segunda, el hecho de que su hija tuviera que dejar de trabajar para poder cuidarla a ella. Por ello, ayer decía «a ver se se acordan de min mentres estou aquí, que despois xa é tarde», en alusión a que su hija pueda recibir algo por cuidarla. Y la tercera, por supuesto, toda su familia, ya que se preocupa «por todos», tal y como reconocen dos de sus hijas. «Está mellor ca nós», dicen estas últimas. Pulpo y campaña. El ministro de Cultura aprovechó el domingo su visita a Padrón para conocer el mercado ambulante y, cómo no, degustar una tapa de pulpo en las pulperías del Souto, acompañado del alcalde padronés Camilo Forján y del presidente de la Diputación, Salvador Fernández Moreda . El regidor quiso que César Antonio Molina conociera la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, el Convento del Carmen y el casco histórico, donde prestaron especial atención a los edificios que precisan una urgente actuación, como el Palacio de Quito. Premios al amor. Como febrero es el mes de los enamorados, Compostela Monumental quiere premiar a los que regalen comprando en sus establecimientos, y sorteará diez reproductores de MP 4, de 2 GB, entre aquellos que compren en cualquiera de los 205 establecimientos asociados. Además, no existe un importe mínimo, por lo que cualquier adquisición dará derecho a cubrir uno de los boletos para participar en el sorteo, que se realizará a finales de la primera semana de marzo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cien años de vida y memoria