¿Quién paga esta «broma»?

PONTEVEDRA CIUDAD

ADRIAN BAULDE

La Xunta vuelve a penalizar a la hostelería local por un mega brote ocurrido a 1.200 kilómetros, e impide la reapertura del ocio nocturno a pesar del aumento de botellones

04 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Es evidente que la pregunta que titula hoy este artículo es meramente retórica. Todos sabemos desde ayer quién vuelve a pagar el pato de este subidón de contagios y casos activos, empujado por la inconsciencia de decenas, cientos, miles de jóvenes de toda España que se fueron a Mallorca a «relajarse». En una semana, Galicia ha experimentado una explosión de contagios. El total de infectados por coronavirus supera las 2.000 personas, con el triste honor de que el área sanitaria Pontevedra y O Salnés encabece la clasificación de incrementos de esos indicadores epidemiológicos.

El domingo anterior reflexionaba desde esta contraportada sobre el mazazo que ha supuesto el megabrote que ha revertido la desescalada en España con comunidades autónomas como Galicia tremendamente perjudicada y municipios como Pontevedra que, lamentablemente, sobresale en ese trazo negativo. Obviamente no es culpa directa de la ciudad ni de todos sus habitantes. Pero la cuota de responsabilidad de decenas de estudiantes de institutos de esta capital que fueron a «relajarse» a Palma después de la ABAU, nos cuesta dinero, trabajo y arriesga la salud de muchos.

Castigo lacerante

Los 35 expertos sanitarios que forman el famoso comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia desde 2020, no tienen por qué saber ni entender de actividades económicas. Su cometido es aconsejar en materia sanitaria a lo largo de esta pandemia. Conozco a algunos de ellos personalmente y no dudo de que se mueven por criterios científicos. Les disculpo que puedan tener responsabilidad total o parcial de este nuevo castigo lacerante al sector de hostelería de la ciudad de Pontevedra y demás concellos del área que desde la medianoche del viernes hemos entrado en restricciones de tipo medio.