Choque de trenes en Pasarón

Segunda B El Valladolid B se perfila como uno de los rivales directos de la liga


Pontevedra / La VOZ

Buscando la sombra de las 19 horas, y huyendo del calor, el Pontevedra recibirá al Valladolid B en Pasarón esta tarde. Los pucelanos serán, previsiblemente, uno de los rivales directos del presente curso, de repetirse la dinámica del año pasado para ambos. Los dos han sufrido cambios, pero la esencia de los clubes es similar.

Igual que el Pontevedra, el Valladolid B sufrió lo impensable la pasada temporada. Quedó justo por debajo de los granates en la tabla, a las puertas del precipicio. Su situación vino provocada por una malísima primera vuelta, aunque el filial pucelano sacó fuerzas y agallas durante los últimos meses para no verse condenado al descenso.

El club tomó nota y decidió hacer los ajustes pertinentes para evitar similitudes en el nuevo curso con el año pasado. Ha puesto a Carlos Pérez Salvachúa al frente del cuerpo técnico, y ha apostado por una potente renovación de la plantilla. El entrenador ha estado vinculado en el pasado a las categorías inferiores del Villarreal.

Así, el Valladolid B que hoy llegará a Pontevedra no es el mismo al que los granates se enfrentaron hace unos meses y ante el cual nunca cayó. Primero empató en Pasarón y luego lo derrotó en su propio terreno, en abril, justo en el momento que la competición se había convertido en una olla a presión para los situados en la parte baja de la tabla. Una victoria que le valió al Pontevedra media temporada, si no más.

El nuevo filial pucelano es un equipo joven y ambicioso. Han firmado hasta a diez futbolistas para este curso, a los que se suman varios chavales procedentes de su equipo juvenil de División de Honor.

De carácter internacional, las filas del Valladolid B se componen de muchos jugadores nacidos fuera de las tierras españolas. Siete de sus miembros son extranjeros. Los porteros Saeed y Sali, ambos de Ghana; Segura, de Colombia; El Id, de Mauritania; Zalazar, de Uruguay; Charaf, de Marruecos; y Jardel, de Guinea. Un conglomerado de estilos y experiencias que pueden aportar al equipo visitante ciertas bazas a la hora de generar peligro y contundencia contra el Pontevedra.

Luismi no quiere subestimar al rival que tendrá delante, al que ha descrito como un «equipo con mucha calidad de medio campo para arriba». «Es un equipo con talento, futbolistas habilidosos, con desborde», explica el técnico granate. «Poseen además ese desparpajo, esa ilusión de ser jóvenes que quieren dar el salto al primer equipo. Para ellos cada domingo es un escaparate en el que decir: aquí estamos y el primer equipo puede tirar de nosotros. Esa ambición es un arma peligrosa».

Con la misma puntuación liguera tras sumar una derrota, una victoria y un empate; tanto Pontevedra como Valladolid B tienen hoy una cita con la que empezar a desmarcarse. Es el momento ya de dejar de afinar y comenzar a subir el volumen del instrumento, o en este caso, de la efectividad sobre el césped.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Choque de trenes en Pasarón