«He dado todo por este equipo»

Asobal Carlos García dice adiós porque «no tengo una oferta de renovación»


pontevedra / La Voz

Solo en la mesa, arropado por algunos de sus compañeros de equipo, por su familia y por Quique Domínguez, en la sala del pabellón donde tantas veces hizo la previa del partido y en el mismo lugar donde hace nueve años fue presentado. En ese escenario arrancó Carlos García una intervención «la más dura e importante de su carrera», como el mismo dijo. El capitán azul explicó cuáles son los motivos que le llevan a dejar el Teucro la próxima temporada. Tranquilo y con unas anotaciones para no dejar nada ni a nadie atrás, aseguró que se va porque «no tengo oferta de renovación por parte del club».

Haciendo buena muestra del carácter con el que capitaneó a la plantilla durante estos años, no había rencor en sus palabras por una salida que parece algo desangelada para quien defendió la camiseta azul durante tanto tiempo. «He decidido que no voy a seguir, hay muchos más problemas que afectan y que influyen en esta dura decisión, la más importante que he tenido que tomar hasta ahora y la más difícil», señaló un Carlos García, que recalcó en su intervención que se iba «orgulloso». «Me voy con la cabeza alta, muy orgulloso de todo el trabajo que he hecho en estos nueve años, por el equipo que me tocó en la temporada que fuese y sobre todo por el club, todo lo que he hecho ha sido para mejorar el equipo y que pudiese sacar los mejores resultados».

En ese repaso que ayer el capitán quiso hacer sobre su vida deportiva no se olvidó de los entrenadores, de todos los que le enseñaron desde que empezó con siete años, pero en especial agradeció a Quique Domínguez el apoyo desde que llegó al club y la presencia ayer en su despedida. No se le veía en el pabellón desde que anunció su marcha a Arabia Saudí. «Tengo que agradecerle todo, confió en mi a ciegas y fue con quien más confianza tuve», explica García, que ahora volverá a Carballo a descansar después de nueve años en la primera línea del balonmano. No se imaginaba que su final en el equipo fuese a llegar este año, estaba dispuesto a seguir, pero «se llegó a un acuerdo que no se pudo mantener y a día de hoy no se ha hecho otra oferta». La falta de información le ha llevado a tomar una decisión que llega después de salvar la categoría y que ha querido desgranar después de llevar años «luchando por que el equipo sacase los mejores resultados en momentos en los que las cosas no eran tan bonitas como ahora y con muchos problemas. Ahí también estuve a la altura. Me voy muy orgulloso y no estoy dispuesto a irme por la puerta de atrás después de nueve años, os he reunido para explicar por qué me voy», sentenció un Carlos García al que se le quebró la voz en más de una ocasión durante su despedida.

Adiós sin reproches

No reprocha al equipo que no haya habido una oferta sería, cree que es «una pieza prescindible». El hasta ahora capitán del Teucro reconoce que el club tiene «problemas económicos y este año el presupuesto para la plantilla se redujo, no sé si cuando decidieron ofrecerme algo ya no quedaba nada», dice con cierto humor ante la falta de explicaciones sobre su futuro por parte del club.

Y es que Carlos García no era una pieza más del juego azul. En sus nueve años en el equipo ha sumado más de un millar de goles y ha sufrido en la pista y en el banquillo cuando las cosas se torcían. Siempre conciliador dentro y fuera de la pista, ayer puso punto y final a su etapa azul, Ahora volverá a Carballo, con su familia, y no descarta jugar en algún equipo «para seguir disfrutando». Se despidió entre abrazos de sus compañeros, tal y como empezó su comparecencia, apoyado por su familia de sangre y por la deportiva, que ya empieza a echar de menos al eterno 7 del Teucro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«He dado todo por este equipo»