La amenaza de huelga planea sobre el sector de las ambulancias

A la inaplicación del convenio, pedida por la patronal, se suman otros incumplimientos

.

pontevedra / la voz

De momento nadie quiere citar la palabra huelga, pero lo cierto es que la posibilidad de un paro vuelve a planear sobre los trabajadores de ambulancias. En concreto, sobre los técnicos en emergencias sanitarias (TES) de las empresas que se encargan del servicio de transporte sanitario urgente del 061. El conflicto surgió el pasado octubre cuando la patronal del sector, la Federación Gallega de Empresarios de Ambulancias (Fegam), anunció que iba a solicitar la inaplicación del convenio colectivo ante la «grave situación económica» que atravesaban parte de sus firmas. Argumentaba que no tenían capacidad económica para mantener ese acuerdo.

La inaplicación la tiene que solicitar cada empresa de forma individual. Una de las que lo han pedido es Ambulancias Pontevedra, del grupo Ambuibérica, que tiene adjudicado el transporte sanitario urgente en la zona norte de Pontevedra y O Salnés. Desde octubre se han llevado a cabo varias reuniones entre las empresas y los delegados sindicales y este jueves tuvo lugar en Santiago un encuentro de la comisión paritaria que concluyó sin acuerdo.

¿Qué va a pasar a partir de ahora? El siguiente paso será acudir al AGA, el llamado Acordo galego de solución extraxudicial de conflitos no traballo. Y si tampoco hay consenso será la comisión tripartita quien se pronunciará sobre la inaplicación del convenio. A las plantillas les preocupa mucho el escenario futuro si la Administración entiende que hay motivos de peso para esa inaplicación, ya que las empresas no tendrían que mantener las condiciones laborales actuales de sus empleados.

En el caso de Ambulancias Pontevedra el comité de empresa ha convocado a los trabajadores a una asamblea informativa que se celebrará el próximo lunes, 12 de febrero, a las 21 horas en el local de los sindicatos. El presidente del comité, Alfonso Boullosa, explicó ayer que de momento hay que ser cautos. En la reunión se va a abordar lógicamente el descuelgue de algunas empresas del convenio colectivo, pero también otras supuestas irregularidades o incumplimientos por parte de Ambulancias Pontevedra. «Entre otras cosas hablamos de que no se están pagando los días extras como marca el convenio, de que las tres bases -Pontevedra, Marín y Bueu- no reúnen las condiciones higiénico sanitarias o que el año pasado no se hizo la revisión médica a los trabajadores», apuntó Alfonso Boullosa. El presidente del comité indicó que en la asamblea los casi cincuenta trabajadores decidirán los pasos a seguir. La hoja de ruta incluye denunciar a la empresa ante la Inspección de Trabajo y la Fundación Pública 061, movilizaciones y también la posibilidad de una huelga. La inaplicación del convenio podría conllevar, en su caso, una pérdida entre salarial y de derechos de un 15 %.

Votación
1 votos
Comentarios

La amenaza de huelga planea sobre el sector de las ambulancias