Y después de la Copa, la Supercopa

El Poio volverá a Burela el próximo 9 de enero para jugar contra las campeonas


pontevedra / la voz

El Poio Pescamar todavía no se ha despertado del sueño que le ha llevado a la final de la Copa de la Reina. La derrota, que dolorosa, no fue un drama como el que se vive en cientos de partidos. Las rojilla asumieron la derrota, pero les podía más la felicidad de haber llegado hasta ahí. Y, además, ahora tendrá otra oportunidad de revancha en la Supercopa que se disputa el próximo 9 de enero. Volverán a medirse al Burela, actual campeón de Copa y de liga.

Esa doble condición les permite, como subcampeonas, jugar contra las guerreiras laranxas y resarcirse de la derrota del pasado domingo. Ayer fue jornada de descanso después de llegar de Málaga de madrugada y hoy volverán a la pista para planificar el partido de mañana en Ferrol contra el Valdetires. Salen de una Copa de la Reina y se meten en la siguiente. El fin de semana pasado se jugó la aplazada de la temporada pasada y esta semana empieza la de este año con la primera eliminatoria para las rojillas. «Tendremos poco descanso, este año toca así, aunque el Valdetires es un equipo de Segunda va de primero y están haciendo muy bien las cosas. Nos pueden pintar la cara si no estamos atentas», señala el técnico del Poio Pescamar, Manu Cossío, que no podía ocultar su fastidio por haber caído a balón parado contra el Burela.

A pesar de que recalca que «siempre que juegas una final el objetivo es ganar, cumplimos el plan de partido al dedillo». El entrenador rojillo asegura que para el próximo partido con el Burela cambiarán el tipo de juego, al igual que esperan que el equipo local despliegue una imagen distinta ante su afición. La previsión actual es que en el pabellón pueda haber una ocupación del 50 %, si no hay cambios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Y después de la Copa, la Supercopa