«Es intolerable que el protocolo de vuelta a clase se conozca el día 7»

La federación de padres mantiene suspendido el comedor en Pontevedra y Marín


pontevedra / la voz

El servicio de comedor y aulas de madrugadores sigue suspendido en 18 colegios públicos de Pontevedra y 4 de Marín que gestiona la Federación Provincial de ANPA de Centros Públicos de Pontevedra (Fanpa). La situación es la misma a 17 días del inicio del curso. El presidente de la Fanpa, Rogelio Carballo, subió ayer el tono de sus quejas y aseguró que no es de recibo que la última redacción del protocolo de vuelta a clase se vaya a conocer el 7 de septiembre, tres jornadas antes del comienzo del curso. «Es intolerable el anuncio del presidente de la Xunta. No sé de qué estamos hablando», remachó.

La federación que agrupa a las familias cerró ayer oficialmente el plazo de inscripción para el comedor y madrugadores. La Fanpa tenía una reunión con Arume, la empresa concesionaria del servicio, y no quiso adelantar los números en detalle, pero sí avanzó algunos. Cerca de 800 alumnos han solicitado plaza en el comedor y 300 en madrugadores. «La bajada del 10-15 % es ridícula para el momento que estamos viviendo y son cifras equiparables al comedor de hace cuatro o cinco años. El incremento del precio en el caso del comedor será fácilmente del 40 %», apuntaron desde la federación.

El dirigente de la Fanpa, que en sus reivindicaciones va de la mano con la federación de Vigo, Foanpas, lamentó la falta de diálogo por parte tanto de la Consellería de Educación como de la Xefatura Territorial. «No ha habido respuesta tras la reunión de principios de agosto y no nos contestaron a las preguntas que metimos por registro sobre la aplicación del protocolo en los comedores», indicó Rogelio Carballo. Desde la Fanpa insisten en que el servicio está suspendido y no se va a prestar si la Administración no asume el sobrecoste económico y se comparten responsabilidades. Si la Xunta no mueve ficha, la federación convocará la próxima semana a las asociaciones de padres a una reunión informativa. El protocolo que está en vigor, diseñado por Educación y Sanidade, establece que el uso del comedor quedará limitado a la capacidad suficiente para tener al alumnado separado 1,5 metros de distancia, «ou 1 metro sempre que non estean encarados».

ANPA de Vilaboa

Por su parte, las tres ANPA de Vilaboa -O Toural, Riomaior y CRA- hicieron público ayer un comunicado en el que afirman que no pueden afrontar la organización de las actividades extraescolares, el plan madruga ni el servicio de comedor. La decisión se tomó, dicen, debido a la sobrecarga de responsabilidades que les supone el protocolo: «A Xunta non contou coas familias nin coas súas representantes, as ANPA, para a redacción de ningún protocolo». Las familias son conscientes de que la falta de esos servicios agravará los problemas de conciliación. «Estes coidados podemos prever que irán recaer maioritariamente nos avós e nas avoas, aumentando desta maneira o risco de contaxio polo covid-19 en persoas de maior risco», apuntan, tras expresar su apoyo a las direcciones de las escuelas.

Por otra parte, Educación evaluó ayer la aplicación del protocolo anticovid en el CEIP de Tenorio, en Cerdedo-Cotobade, y el uso del comedor, que comparten con alumnos del IES de Tenorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Es intolerable que el protocolo de vuelta a clase se conozca el día 7»