Los problemones de Rueda

PONTEVEDRA

La plaga de incendios forestales; los efectos de la sequía y la crisis de la asistencia sanitaria primaria, aprietan al presidente de la Xunta en su inicio de mandato

24 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los tres problemas más severos que actualmente afronta Galicia son la oleada de incendios forestales, los efectos de la creciente sequía y la crisis galopante de la asistencia sanitaria de la que escribimos el pasado domingo. Cualquiera de ellos, caso de una mala gestión recurrente, son suficientemente graves como para complicar seriamente las posibilidades de futuro del actual titular de la Xunta en las elecciones del 2024.

De momento, esos tres problemones no están totalmente generalizados. Como bien sabe el propio Alfonso Rueda, quien sigue siendo vecino y residente de Pontevedra, de modo que conoce de primera mano que esta ciudad ya padece las consecuencias de la merma de caudal del río Lérez que obliga a restricciones, como la de cerrar el grifo a Ence. Del mismo modo, Rueda sabe que el servicio de Urgencias del Hospital Montecelo, ya de por sí saturado durante la semana, colapsa en sábados, domingos y festivos cuando llegan a borbotones los pacientes derivados de los centros de salud y puntos de atención continuada del entorno, que no disponen de personal facultativo.

En cambio, la ciudad de Pontevedra y concellos aledaños aún vamos safando de la plaga de fuego que ha machacado a comarcas de Ourense y Lugo. Lo que han vivido en estos días pasados en Valdeorras, en el entorno del parque natural de O Invernadeiro, o en O Courel, nos recuerda inevitablemente las devastaciones que sufrimos en la provincia pontevedresa cuando fue la «vaga de lumes» del 2006, o la más reciente de aquel fin de semana negro del 13, 14 y 15 de octubre del 2017.