Otra lección de nuestros mayores

PONTEVEDRA

Ramón Leiro

Abanca, Banco Santander y BBVA son las primeras entidades de su sector en reaccionar a la presión social para recuperar la atención personalizada en las sucursales

21 feb 2022 . Actualizado a las 09:22 h.

Se cumplen por estas fechas cuatro años desde que cientos de miles de pensionistas se echaron a las calles en numerosas ciudades del país, entre ellas Pontevedra. Protestaron durante días y días contra la pírrica subida del 0,25% de las pensiones por parte del Gobierno de la nación que entonces presidía, precisamente, el pontevedrés Mariano Rajoy.

Aquel tsunami social de indignación protagonizado por nuestros mayores fue fundamental para conseguir que se haya derogado el índice de revalorización que había implantado el Partido Popular y, en cambio, se haya establecido la subida de las pensiones vinculada al Índice de Precios al Consumo (IPC) como en la actualidad.

El PP pagó aquel error en las urnas; en los comicios generales celebrados en abril como en los repetidos en noviembre de 2019. Minusvaloró que cerca de 10 millones de pensionistas en todo el Estado (alrededor de 700.000 en Galicia), son una poderosísima corriente de voto que puede destrozar cualquier previsión electoral. Los jubilados se lo habían avisado al PP en uno de los slogans que más coreaban: «Quien toca las pensiones, lo paga en las elecciones».