«Habría que estar loco para no hacer punk: odiamos a Loquillo y su tupé prepotente»

Apadrinados por el gran Evaristo, que mete voz en su segundo tema, The Eskarallas emergen por videoconferencia


La etiqueta de hijos de la pandemia les viene como el pelo a estos cinco tipos que decidieron aliar sus talentos hace cinco meses, cuando el espejismo del feliz verano todavía relucía en el interior de los bares y el exterior de las terrazas. Julen (voz), Xavi (guitarra rítmica), Gorka (guitarra solista), Rubén (bajo) y Luis (batería) se distribuyen entre Vilaxoán, Lugo, Arzúa, A Coruña y Pontevedra. No hay dos que vivan en el mismo sitio. Como punto intermedio, Compostela, donde durante un tiempo pudieron establecer su sede de ensayos en el local de los enormes Festicultores. Pero regresó el coronavirus, gordo y traidor como un gato capado, y The Eskarallas no tuvieron otra que replegarse hacia Internet y las videollamadas para mantener el contacto personal y musical. Pese a tanto lío, los cinco se las arreglaron para lanzar su primer tema, ¿De Qué Vas?, el 16 de noviembre, a través de plataformas y redes sociales. Ayer, a eso de las doce, llegó el turno del segundo, La Del Americano, en el que el mismísimo Evaristo Páramos (La Polla, Gatillazo) mete voces y coros. 

Aquí no hay dudas y las referencias están muy claras, La Polla Récords, Sex Pistols, Ramones, Skacha o Segismundo Toxicómano, entre otros, y odiando también «a Loquillo y a su tupé prepotente». Habla Julen, que por algo se encarga de dar voz al asunto. Queda claro que todo esto va de punk rock. «El otro día discutía con un colega en el pueblo, que me decía que había muchos más motivos para hacer punk en el 77 que ahora. ¿Cómo? Pero si tal como están las calles y los movimientos sociales habría que estar loco para no hacer punk». Razones que convencen.

The Eskarallas suenan a banda clásica en su negociado, sucios e hirientes, sin concesiones a la tontería. Con su estreno, una canción sobre un bolinga que no para de dar la brasa en la barra mientras el resto de la parroquia solo quiere beber, ganaron repercusión y sonaron en emisoras y programas como La Maketa, en Euskadi, lo que despertó el interés de varios sellos. Ellos graban con Edisco bajo la producción de Fernando Campos -«un trabajo increíble»- y aunque «la idea es hacer barullo e ir sacando singles en lugar de un álbum que sea olvidado en tres días», hay intención de editar un trabajo largo y tendido, probablemente también en vinilo, antes de verano.

«A Evaristo lo conocemos de muchos conciertos, de festivales y conversaciones sobre música y movimiento social; es un tipo de puta madre que siempre echa un cable e hizo muy buen trabajo con Fran, su técnico, en esta colaboración». The Eskarallas, un producto de tu sociedad del que no vas a poder desprenderte. Así que no te quejes. Bueno, a no ser que te llames Loquillo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Habría que estar loco para no hacer punk: odiamos a Loquillo y su tupé prepotente»