Un acto de graduación marcado por las restricciones sanitarias


Poio / La Voz

Si hay una tradición que coincide con el final de curso esa es el acto de graduación, como el que este fin de semana se llevó a cabo en las instalaciones del SEK-Atlántico. Al mismo, asistieron setenta alumnos de la promoción, de los que veintiocho cursaron el Bachillerato Internacional y los 42 restantes el regulado por la LOMCE.

Fue un evento muy especial para los estudiantes, si bien estuvo marcado por las restricciones sanitarias impuestas a raíz de la pandemia del coronavirus. Así, cada alumno solo pudo ir acompañado de dos personas, se guardo un metro y medio de separación, se celebró al aire libre en una de las canchas deportivas y las mascarillas estuvieron presentes en todo momento.

En el transcurso de esta ceremonia se llevó a cabo la entrega de orlas e imposición de becas de segundo de Bachillerato, así como se entregaron los diplomas a los mejores expedientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un acto de graduación marcado por las restricciones sanitarias