La crisis sanitaria dispara el consumo de probióticos y vitamina C


Pontevedra

La crisis sanitaria ha despertado un repentido interés por fortalecer el sistema inmunológico como medida preventiva de contagio. Farmacias y herboristerías registran estos días un importante incremento en las ventas de productos como los probióticos y la vitamina C, como artículos que refuerzan una alimentación saludable.

La incertidumbre general tiene su reflejo también en la alimentación y aunque no hay estudios científicos que vinculen las ventajas de los suplementos vitamínicos con la prevención o recuperación de la enfermedad la demanda se ha incrementado.

Beatriz Caamaño, de Herboristería Bardana, en Pontevedra, confirma que uno de los artículos con mayor demanda estos días es la vitamina C en polvo. «Ayuda a prevenir y combatir las infecciones y se consume habitualmente para prevención y tratamiento en todo tipo de infecciones agudas, como el resfriado común».

Las consultas online sobre cuestiones nutricionales atraen a estas tiendas especializadas a nuevos consumidores que buscan un refuerzo extra durante esta situación excepcional y ven en la vitamina C un aliado.«Este artículo tiene mucha demanda en invierno por sus ventajas en el tratamiento de la neumonía, porque es realmente eficaz».

Otros artículos que han incrementado la demanda son los alimentos probióticos, con una elevada presencia de microorganismos vivos que potencian la actividad de la flora bacteriana y que contribuyen a la normalidad de los procesos internos del cuerpo humano. «Se venden en suplementos alimenticios que podemos incorporar a nuestra dieta, pero también están presentes en muchos alimentos fermentados», indica.

Beatriz Caamaño reconoce que el consumo de estos productos contribuye a fortalecer el sistema pero insiste en que además de mantener una alimentación saludable, existen otros hábitos que pueden tener una influencia muy positiva en lo que a la salud del sistema inmunológico se refiere.«Hay que descansar bien. El sistema inmunitario sufre enormemente las consecuencias de unos malos hábitos de descanso, y en cambio se beneficia de dormir adecuadamente y las horas necesaria».

Apunta también al estrés y los bajones anímicos como elementos que influyen. «Dentro de esta crisis del coronavirus es necesario mantener una visión lo más positiva posible de la vida. Esta actitud tiene enormes ventajas para el organismo: se eleva el nivel de inmunoglobulina, que es un anticuerpo, relaja la musculatura y libera endorfinas que, a su vez, generan un mayor bienestar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La crisis sanitaria dispara el consumo de probióticos y vitamina C