2019: el año que más fuimos a las urnas

El feminicidio ocurrido en Valga, el narcosubmarino de Aldán, en Cangas, y la judicialización del caso Ence también marcaron el ejercicio


Si hacen conmigo la prueba de recordar una noticia que haya distinguido el 2019, creo que podremos estar de acuerdo en que ha sido el año que más veces acudimos a las urnas. Elecciones: 28 abril, generales; 26 de mayo, municipales y europeas; y 10 de noviembre, de nuevo generales. Después de semejante empacho sufragista, llegamos a las uvas de Nochevieja con un gobierno de la Nación en funciones y con la incertidumbre sobre si prosperará un nuevo intento de investidura de Pedro Sánchez; con qué acuerdos y a qué precios.

Más allá de lo que diga el esperado informe de la Abogacía del Estado será lo que vaya a resolver, después de Reyes, el Tribunal Supremo sobre la suerte penal de Oriol Junqueras lo que puede llegar a influir tanto en el devenir de las negociaciones entre PSOE y ERC como para incluso dar al traste con las mismas y abocarnos en cuatro meses a las terceras elecciones generales consecutivas.

Supremo y Ence

El Supremo ha tenido una influencia decisiva en la escena española con la sentencia a los líderes del «procés». El fallo tuvo una notable cuota pontevedresa protagonizada por el magistrado Luciano Varela Castro. Fue uno de los siete jueces. De su cosecha fue la tesis de la ensoñación con la que el tribunal fundamentó la condena por sedición al tiempo que dribló la acusación por rebelión. Es decir: la conclusión de que los líderes del «procés» sabían que todo aquello era un engaño pues no perseguían realmente declarar la independencia en aquellos días de 2017 sino empujar al Gobierno de otro pontevedrés, Mariano Rajoy a negociar un referendo de autodeterminación.

Si llegan a cuajar las negociaciones en las que está inmerso el PSOE, uno de los votos que precisará Sánchez para completar la ecuación será el de Néstor Rego, el diputado del BNG, partido que ha logrado volver al Parlamento español. El precio de ese voto será el compromiso de un futuro gobierno PSOE-Unidas Podemos con la llamada «agenda gallega», la lista de peticiones que el Bloque pone como condición para dar su apoyo a Sánchez. En uno de los primeros lugares de esa lista figura Ence.

La organización que dirige Ana Pontón exigirá a Sánchez e Iglesias «algo máis». No les bastó el gesto de marzo pasado cuando el Gobierno en funciones de Sánchez decidió ordenar allanarse a la Abogacía del Estado -casualidad de precedente!-. Eso significó que la Abogacía del Estado no defenderá ante la Audiencia Nacional la decisión tomada en el 2016 por Mariano Rajoy al frente de otro Gobierno en funciones cuando otorgó 60 años de prórroga a Ence para seguir en Lourizán.

No obstante el 2019 también nos deparó la noticia de que la Audiencia Nacional sí aceptó (en abril) el personamiento de la pastera y sus trabajadores al reconocérseles capacidad para defender sus alegatos a favor de la continuidad.

Sexto mandato

Para Miguel Anxo Fernández Lores sacar a la celulosa de la ría es primordial aunque cabe presumir que el largo pleito que queda por librarse se resolverá cuando haya abandonado la alcaldía de Pontevedra. Lores ha marcado en el 2019 un récord difícilmente igualable: seis mandatos consecutivos al frente del Concello. El pasado 26 de mayo fue una victoria agridulce. Soñaba con una mayoría absoluta y al final perdió 500 votos y un concejal. Tuvo que volver a pactar con el PSOE un gobierno de coalición que le garantice plena estabilidad.

El 26M decantó otra conclusión: Rafa Domínguez es una opción de futuro para el PP. Su resultado, tan inesperado como bueno, con 9 concejales, parece indicar que hay alternativa preparada para cuando Lores decida retirarse. De hecho el jefe de la oposición funciona con una especie de «gobierno en la sombra» para mantener engrasada la maquinaria.

Feminicidio y narcosubmarino

Ambas optaban a ser palabras del año en Galicia aunque finalmente quedaron en ese orden, segunda y tercera, tras la elegida, sentidiño, según la votación del Portal das Palabras. La postulación de ambas está encadenada con la presencia informativa de la violencia machista y del narcotráfico a lo largo del 2019 que está a punto de terminar.

Por feminicidio se define la expresión más extrema de la violencia de género, el asesinato de mujeres por serlo. Todo crimen machista es por definición un feminicidio. Pero el brutal caso de Cordeiro-Valga, el triple crimen perpetrado en septiembre por José Luis Abet, delante de sus hijos, matando a tiros a su esposa Sandra, a su cuñada Alba y a su suegra Elena, lo fue en grado superlativo. Seguramente le aguarda la prisión permanente, como a El Chicle o David Oubel.

En cuanto al narcosubmarino interceptado en la ensenada de Aldán con 3.000 kilos de cocaína ha sido uno de los acontecimientos informativos del año y de los más repercutidos en redes sociales. Más allá del imaginario popular, la incautación supuso «una bofetada de realidad que revela un gran peligro», según valoró Pablo Varela, fiscal antidroga de Pontevedra. Obliga al aparato policial y judicial a ser más eficientes, disponer de mejores medios tecnológicos y a adaptar la normativa legal a estos nuevos escenarios delictivos. Es narcotráfico 3.0.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

2019: el año que más fuimos a las urnas