A tener iniciativa se aprende en el cole

Un centenar de escolares de A Xunqueira I se lanza a la aventura empresarial


Pontevedra / la voz

Tener iniciativa propia no es algo innato. Se aprende en las aulas. De ello se encarga el profesorado de Primaria con propuestas a desarrollar durante todo el curso escolar que mejoren las competencias de los alumnos en cuestiones tan ajenas al mundo infantil como el espíritu emprendedor.

Susana Diéguez Villaverde dirige el CEIP A Xunqueira I, un centro escolar que este año por primera vez asume el reto de convertir a los alumnos de quinto y sexto curso en pequeños empresarios. En total un centenar de escolares, de entre 10 y 11 años, y divididos en cuatro grupos tratarán de elaborar artículos de forma artesanal, etiquetarlos y comercializarlos antes del próximo mes de mayo.

El alumnado creará cuatro cooperativas. Cada una de ellas tiene ya elegido el producto que lanzará al mercado y todos tienen en común que su materia prima será material reciclado.

Uno de los artículos más creativos en los que están trabajando los alumnos de A Xunqueira I es un «Tres en raya» que surgirá de una pasta de cristal que amasarán con sus propias manos. «El proceso es laborioso, porque hay que estirarla con un rodillo y luego pintarla. Pero ellos están encantados y entusiasmados con la idea».

Y no es el único artículo original que pondrán en el mercado. Cestas de papel, jabón con glicerina, pulseras y llaveros forman parte del catálogo de artículos a los que los escolares están deseando dar forma.

Tendrán que esperar hasta principios de año. Porque lanzar al mercado un artículo requiere un proceso previo a la producción y en esa fase están en estos momentos, orientados por el diferente profesorado que se ha involucrado en esta iniciativa.

«Estamos todos muy ilusionados con este proyecto, tanto los profesores como los propios alumnos. Para ellos resulta mucho más fácil asimilar ciertos conceptos desde un trabajo práctico», explica Susana Diéguez, que reconoce que esta fórmula resulta mucho más laboriosa que impartir una materia de forma exclusivamente teórica. «Pero la implicación de todo el equipo es total y estamos convencidos de que el resultado será positivo».

Las cuatro cooperativas se crean dentro del programa DepoEmprende, que contempla en sus bases una serie de pasos, muy similares a los que es necesario seguir para constituir legalmente una empresa.

Por ello, tras elegir al equipo directivo que representará a cada una de las cooperativas, los escolares diseñaron un logotipo que identifique fácilmente su proyecto y elaboraron una presentación. «Esto mejora muchísimo sus competencias en aspectos como las nuevas tecnologías. Lo mejor de todo es que se divierten haciéndolo, porque están desarrollando un trabajo importantísimo casi como un juego, sin darse cuenta».

Un estudio de mercado, que ellos mismos realizarán, indicará qué estrategias de comercialización deben implementar, establecerá el coste de producción de cada artículo e incluirá detalles como la rentabilidad que desean obtener.

«El proyecto toca todos los aspectos del proceso. Desde la constitución con un NIF que identifica a la empresa, hasta la elección del artículo, su elaboración, etiquetado y comercialización», apunta Susana Diéguez.

Multishop, Ecoxunqueira, Lado Bio y Xunqueir@s son los nombres elegidos para estos proyectos escolares que pondrán a prueba la capacidad creativa del alumnado, su espíritu emprendedor y la eficacia de esta metodología práctica transversal. Y también sus dotes comerciales, ya que saldrán a la calle a vender.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A tener iniciativa se aprende en el cole