Avalancha de avisos para retirar velutinas en toda la comarca

María Hermida
maría hermida PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

En Vilaboa, es el alcalde el que se sube a diario a los árboles para acabar con los nidos. Solo en este término se sacaron 55

01 ago 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Los teléfonos de quienes se dedican a retirar nidos de avispas velutinas en la comarca de Pontevdra -bien sean voluntarios de distintas asociaciones bien servicios de emergencias o similares- no paran de sonar. Según cuentan desde Cuntis, Vilaboa, Barro, Pontevedra o Marín desde hace unas dos semanas se está registrando un auténtico aluvión de llamadas de vecinos alertando de nuevos focos de avispa asiática. Un buen ejemplo es lo que le pasó a Protección Civil de Cuntis y Portas -las agrupaciones trabajan de forma conjunta- en la madrugada del miércoles: «Nunha mesma noite sacamos cinco niños en Cuntis, catro en Moraña e cinco en Portas. Empezamos sobre as dez da noite e eran as dúas da madrugada e aí seguiamos. A verdade é que está habendo moitísimas chamadas», explicaban desde allí.

En Cuntis señalan que están acostumbrados ya a ese volumen de avisos, porque en los últimos dos años la situación fue parecida. Dicen que ellos actúan solamente por la noche porque, si lo hacen por el día, la efectividad no es la misma. «Se vas polo día no niño hai unhas 40 avespas ou así, porque elas están fora traballando. Se vas pola noite tes centos delas... así que nós facémolo todo de noite», informaron.

En Vilaboa, uno de los municipios pioneros en la lucha contra la velutina, es el propio alcalde el que comanda la lucha contra la avispa asiática. Enrique Costa, tal y como hacía cuando era regidor, se sigue subiendo a los árboles o al sitio que haga falta para retirar nidos. En el término sacaron ya 55, y la cosa no para: «Ahora mismo tenemos muchos avisos, unos tres o cuatro cada día. Estamos retirándolos con la pértiga y, en los casos que son a mucha altura, pedimos ayuda para disparar con pistolas o actuar con drones», manifestó Costa.