Rafa Domínguez empieza a hacer descartes en el PP

Comunica al edil César Abal que no cuenta con él para la lista


pontevedra / la voz

Seguramente, uno de los momentos más complicados para cualquier candidato no es la elección del equipo que le acompañará sino hacer descartes. Comunicar a tal o cual compañero que no cuenta con él. Eso es lo que hizo ayer el candidato del PP a la alcaldía, Rafa Domínguez, con César Abal, que ahora ya sabe que su presencia en la corporación tiene fecha de caducidad: el 26 de mayo.

Domínguez busca rodearse de un equipo muy renovado y ya dejó pistas desde que asumió el mando del PP local, en julio del año pasado, de su resquemor hacia un grupo municipal heredado, que había elaborado Jacobo Moreira. La primera decisión de Domínguez fue dejar fuera de la ejecutiva local a los concejales. Desde entonces, todos los ediles se sienten sometidos a un examen, a una especie de cásting para tener opciones de seguir contando para el nuevo líder.

Dos anticiparon su marcha: Tomás Abeigón y María José Rodríguez Teso hace tiempo que comunicaron a Domínguez que no quieren repetir. Ambos tienen razones personales de peso para dar un paso atrás. Ayer le tocó a César Abal, y no fue por propia voluntad sino por decisión de Domínguez. Abal, en la corporación desde que en mayo del 2012 sustituyó a Telmo Martín, se había convertido, con Teso, en el concejal más veterano del grupo y atesora un innegable conocimiento del funcionamiento de la maquinaria municipal que no deja de ser un valor al conformar un grupo municipal.

Ahora quedan tres ediles en el PP a la espera de conocer si van o no en la lista. Gerardo Pérez Puga, el último en llegar, hace menos de un año, es también el único en la ejecutiva local, porque formalmente Domínguez lo nombró semanas antes de tomar posesión del acta de concejal. Todo parece indicar que él sí que repetirá en puestos de salida. Los otros dos, Aurora Cañizares y Jose Luís Martín, están a la espera de saber qué notas sacan en el examen. Su continuidad depende del líder.

Rafa Domínguez ya tiene elaborada su lista, aunque de momento solo se conocen dos nombres, además del suyo: Pepa Pardo en el 2 y Ana Isabel Vázquez en el 4. Mucho se especula con el resto de la candidatura, y hay que quien sitúa a todo un veterano, José Benito Suárez Costa, en el 3. De confirmarse, sería una renovación a medias, pues Suárez Costa ya fue concejal en dos etapas anteriores, en 1995 y en el 2007. Como también lo fue Ana Isabel Vázquez entre 2011 y 2015.

De momento, salvo esas pinceladas ya conocidas, Domínguez guarda celosamente la composición de su lista, aunque no podrá esperar mucho más. Él asegura que tiene total libertad para hacerla, que ya la tiene prácticamente cerrada, que incluso la conoce la cúpula provincial del partido, y que será una lista con gente preparada, ilusionada y capaz.

Y que tendrá que luchar contra las encuestas y la aparente tendencia que apunta a que el PP perderá apoyos tanto el 28 de abril como el 26 de mayo. Sondaxe le daba en febrero una caída en Pontevedra de 7 a 5 concejales. Domínguez, como hacen todos, afirma que su lista es para gobernar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Rafa Domínguez empieza a hacer descartes en el PP