El carnaval pontevedrés llega hasta Uganda

Os Solfamidas aprovecharon el pregón para dar a conocer su proyecto solidario en África

;
Pregón del Carnaval Pregón del Carnaval

pontevedra / la voz

El mundo necesita mejorar. Así que no hay que desaprovechar las oportunidades para tratar de combatir las injusticias o luchar por la inclusión. Eso debieron de pensar los miembros de la comparsa Os Solfamidas de Campo Lameiro cuando les pidieron que se encargaran de leer el pregón del entroido de Pontevedra. Tiraron de música y de humor pero, sobre todo, aprovecharon su paso por la palestra para demostrar su compromiso y dejar claro que una comparsa es mucho más que instrumentos y trajes de colores. Hay muchos corazones buenos y muchas cabezas concienciadas tras el lucerío y la purpurina. Y ayer esto quedó claro en la plaza de A Ferrería. No en vano, uno de los momentos más emotivos del pregón carnavalero fue la visualización de un vídeo para dar a conocer un proyecto en Uganda con el que colaboran los de Campo Lameiro.

«Non podemos perder a oportunidade de falar de algo como de Uganda, é importante para nós», indicaba Lito Rodríguez, director de Os Solfamidas, horas antes del pregón, en pleno zafarrancho de preparativos. Con orgullo, mostraba entonces el vídeo preparado para la ocasión, en la que unos chavales africanos, instrumentos en mano, daban las gracias a Pontevedra por la colaboración con su escuela. Contaba Lito que Os Solfamidas lleva un año ayudando a que germine ese proyecto de Uganda y que uno de los componentes de la charanga, Emilio, viaja de cuando en cuando a África para dar clases de música a los rapaces. De hecho, el lunes partirá de nuevo hacia allí. Los guiños del pregón no se quedaron ahí. Lito Rodríguez reconoce que lo que le ocurrió a la comparsa recientemente, cuando perdieron instrumentos y trajes en un incendio, les acabó sobrepasando a todos. Por un lado, no querían que el recuerdo de ese fuego que tantos disgustos les dio ensombreciese el pregón. Pero, por el otro, les parecía que tenían que hacer alguna mención a lo ocurrido. Así que lo hicieron a su manera. ¿Cómo? Incluyendo un pequeño espectáculo circense en el que el fuego, ahora así, era un aliado y no el enemigo que todo lo arrasa. Entre circo y solidaridad fue poniéndose la mecha al entroido pontevedrés en una plaza de A Ferrería que registró buena entrada de público.

El alcalde, que no falte

A Os Solfamidas tampoco se les olvidó ayer que esto del carnaval va de lanzar pullas y retos posibles e imposibles. Y en medio del discurso le dejaron claro al alcalde pontevedrés que, como diría el mítico Joaquín Prat en El precio justo, le tocaba salir a jugar. Le pusieron una camiseta de la agrupación con la leyenda «The show must go on» y le endosaron el bombo. Fernández Lores aceptó el reto.

Antes de terminar el sarao, más guiños a las conciencias. Os Solfamidas bailaron y utilizaron también lenguaje de signos en sus coreografías, con mensajes como «No significa no» o «Respeto e igualdade».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El carnaval pontevedrés llega hasta Uganda