El Peixe empuña sus armas en su primera batalla por LEB Oro

Espera al Villarrobledo con las dudas de Badmus, Randy y Romero


pontevedra / LA Voz

El Peixe lleva esperando el día de hoy toda la temporada. La lucha por el ascenso a LEB Oro está sobre la mesa y hoy (20.30 horas) se libra la primera de una serie de batallas. A Raña recibirá al Villarrobledo, un recién ascendido que se ha colado con méritos en esta segunda fase del campeonato. Llegan a Marín con algún tocado, pero con la ilusión que da haber llegado de Liga EBA y meterse en una pelea por saltar a la categoría de plata del baloncesto nacional. «No contábamos con estar aquí, pero al final hemos hecho un equipo competitivo y nos han respetado las lesiones, la suerte nos acompañó», comenta José Luis Melero, presidente del club albaceteño, quien reconoce que su objetivo está cumplido y «todo lo que venga a partir de ahora son premios, somos novatos».

En Marín los esperan los chicos de Javi Llorente, que pese a estar más acostumbrados a estas batallas, llevan la humildad como bandera. Se han colado en esta fase por méritos propios. Cuatro victorias y seis derrotas en liga le otorgan la octava plaza en una competición con memoria. Contabilizan los triunfos y las derrotas entre los equipos clasificados para arrancar la fase. En ese balance, el Villarrobledo sale mejor posicionado, en el quinto puesto, con seis partidos ganados y cuatro perdidos.

El Peixe llega con las dudas de Jorge Romero y Taiwo Badmus, aquejados de molestias en el pie y en la espalda, respectivamente, y esperando que Randy pueda llegar a tiempo del repentino viaje a su país para solucionar unos trámites con los permisos. «Estas primeras jornadas son importantes, hay que enlazar victorias que te permitan coger una dinámica positiva, la ventaja que tenemos con este sistema de competición es que jugamos sabiendo que estamos salvados», subraya Javier Llorente, que espera que puedan enlazar dos o tres victorias consecutivas para asegurar esa dinámica positiva.

Apenas conocen los rivales con los que juegan, seis de ellos llegan de la conferencia Este. El de hoy es el primero. «Son muy físicos, con una rotación muy larga y de calidad, que juegan al contacto, lo que deja un equipo muy competitivo, pero hay que ser optimistas», comenta el técnico marinense. El Peixe espera ir recuperando el estado físico de los jugadores decisivos, así «como la suerte que no hemos tenido», puntualiza el técnico.

Para poder soñar con el ascenso tendrán que llegar en lo más alto al 11 de mayo. Ahí se sabrá quienes se enfilan para jugar en LEB Oro la próxima temporada. El primer clasificado tendrá el ascenso asegurado, mientras que los equipos clasificados entre la segunda y la quinta plaza disputarán una doble eliminatoria entre el 18 y 25 de mayo. De estos cruces saldrán los otros dos. El Queso Zamorano y el Zornotza, con siete triunfos y tres derrotas cada uno, parten como favoritos para el ascenso, junto a equipos como el Básquet Girona y el Alicante, aunque habrá que estar muy pendiente del Básket Navarra, que arranca con el mismo balance que el Peixe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Peixe empuña sus armas en su primera batalla por LEB Oro