Tiro de tres por la inclusión

Jugadores del Peixe comparten con alumnos de la Asociación Juan XXIII y niños del IES Cotobade una jornada de integración con el baloncesto como motor


pontevedra / LA Voz

«A mi cuando era pequeño me daban puñetazos en la cabeza en el coelgio y no podían porque tuve varias operaciones, sufría acoso, pero ahora estoy feliz. Voy a los colegios a contarlo para enseñarle a los niños mayores que no hay que abusar». Una sola frase en un escenario como la pista de A Raña basta para entender la importancia de la inclusión social. Quién la dice es Sergio Soler, un alumno de la asociación Juan XXIII, que con una pelota bajo el brazo, participa junto a sus compañeros en una jornada precisamente de eso, de inclusión, con los jugadores y el cuerpo técnico del Peixe Galego. El equipo de LEB Plata dejó la rigidez de la competición para divertirse con una treintena de niños habituados a estos días de convivencia. En la de ayer, además, invitaron a los alumnos de primero de la ESO del IES Cotobade.

En la pista eran todos iguales, las discapacidades era lo menos importante. Todos se entendían. No había idiomas ni discapacidades. El jugador jamaicano del Peixe, Vashil Fernández, era uno de los más activos con los pequeños, al que se unía Taiwo Badmus, que solo hablan inglés. Pablo González, Gerard Sevillano y un Jordan Gregory algo más tímido, completaban el equipo.

En corrillos, en filas o en los partidillos finales, la única obligación que había era divertirse. «Buscamos la inclusión social a través del deporte, además de trabajar en la sensibilización escolar con charlas en los colegios», comenta la profesora del Juan XXIII, Isabel Anadón Máñez, pendiente en todo momento de las necesidades de sus alumnos. Muchos de ellos lanzaban con tanta precisión que parece que habitualmente se dedican al baloncesto. Y es que según explica Anadón Máñez, en su grupo de chavales también hay muchos como los Campeones de la película. «Hemos visto la peli con los niños y es, sin duda, un reflejo de nuestra vida diaria, ayuda a visibilizar» subraya la maestra. «Esto es muy divertido, pero preferimos la piscina de los jueves», comentan Soler y Juan Martínez, la pareja de jóvenes que además de aprender, enseñan la importancia de la inclusión en los centros. «El de hoy es un entrenamiento divertido», señalan ambos junto a su compañero Miguel Rodríguez de la Torre, muy preparado para la ocasión. Otro joven hasta se llevaba una camiseta de los Chicago Bulls que despertó la atención de Jordan Gregory, el norteamericano del Peixe Galego.

Maestros del baloncesto

Los jugadores se mostraron como lo que son, unos maestros del baloncesto, que además saben transmitirlo. Aprovecharon este tiempo de calma antes de arrancar la lucha por la fase de ascenso para apostar por la inclusión de los niños y jóvenes con distintas discapacidades. Durante toda la mañana fueron afinando la puntería y aprendiendo a divertirse con o sin balón.

Los jugadores de LEB Plata se encargaron de hacérselo fácil y ayudarlos durante unos mini partidillos que unieron a un más a los participantes antes de que cada uno volviese a sus actividades diarias. Muchos ya pedían volver cuando aún no se había acabado la actividad. Llevan ya seis años participando en unas jornadas que encuentran en el baloncesto el mejor vehículo a la inclusión. Las canastas de ayer fueron las de la sensibilización entre iguales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tiro de tres por la inclusión