La igualdad máxima se viste de plata

Baloncesto | LEB Plata El Peixe empata en resultados con otros cuatro equipos


Pontevedra

No mentía Javi Llorente cuando antes de comenzar la temporada avisaba que este curso sería muy diferente al del año pasado, y no se refería solo al obvio subidón de nivel de la categoría, sino a la igualdad absoluta que reinaría a lo largo de todos estos meses. Seis jornadas después, los números dan la razón a su predicción: cinco de los doce equipos que conforman la LEB Plata poseen el mismo número de puntos, nueve; tres derrotas y tres victorias para cada uno de ellos.

La igualdad no solo está presente en este apartado del tablero. Los dos últimos clasificados tienen ocho y siete puntos. Vaya, cualquier error por parte de los de arriba haría cambiar rápidamente las tornas. La salvación no está ni mucho menos asegurada para nadie. ¿Y por arriba? Dos tazas de competitividad. Los cuatro primeros cuentan en su cartera con diez puntos. En pocas palabras, entre el último clasificado y el primero apenas hay tres tantos de diferencia. Es cierto, la diferencia de partidos ganados y perdidos sí es más apabullante, pero aún resta mucha competición por disputar.

El Peixe se encuentra ahora mismo en el mismísimo ecuador de la clasificación. Es un séptimo puesto que ha costado adquirir, con partidos de auténtico infarto y con hazañas épicas incluso fuera de A Raña, como la lograda en Salamanca durante la última jornada. En ese sentido, los azules se están comportando de una manera bastante impredecible a lo que cabría esperar. Han conseguido que dos de sus tres victorias ocurrieran fuera de casa, cuando el pabellón marinense estaba llamado a ser su gran fortín este curso. Fue ahí donde dejó escapar unos de los puntos más dolorosos de este curso, tras un muy mal último cuarto contra el Zamora, ahora líder de la LEB Plata.

La escuadra marinense aún está pendiente de adquirir todo el equilibrio que desearía, y adaptar su corta rotación al juego que quieren hacer sobre la pista. No es una tarea fácil, aunque sí parece que los fichajes de esta temporada están dando sus frutos. Jordan Gregory, por ejemplo, es el mayor anotador de la categoría, mientras que Taiwo continúa creciendo en importancia dentro de su rol. Vashil, último en llegar, también trata de adaptarse al estilo marinense, y tras tres duelos acumula una media de 7,3 puntos y tres rebotes por partido.

Enemigo complicado

Mañana, Marín tiene una cita en A Raña, a las 20 horas, con el Basket Navarra. Un enemigo complicado de batir debido al talento individual que profesan sus jugadores. No en vano, se sitúa en la posición número dos de la tabla. Una victoria como locales permitiría a los de Llorente seguir configurando su supervivencia en la LEB Plata y quién sabe si el poder soñar con alguna meta más ambiciosa, aunque primero tocará hacer los deberes debidamente. Los visitantes vienen de barrer en su casa al Baskonia con un contundente 81-67. La mayoría de sus partidos este curso han caído a su favor tras duelos realmente disputados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La igualdad máxima se viste de plata