«Que la gente sueñe a lo grande»

Dos amigas australianas recorren el Camino Portugués en sus sillas de ruedas para inspirar a otras personas con discapacidad


pontevedra / la voz

Desde las antípodas en silla de ruedas para hacer el Camino de Santiago portugués por la Costa. Dos amigas australianas se han propuesto romper todas las barreras con las que se enfrenten para vivir una experiencia apasionante y cumplir su sueño de lograr la Compostela. Comenzaron la peregrinación el 3 de octubre en Oporto y ya han cruzado la costa de O Val Miñor y O Baixo Miño, uno de los tramos más fáciles de su recorrido gracias a la senda peatonal que bordea la carretera PO-552.

Helen Smith, de 32 años, y Lisa Edmonds, de 51, afirman que se decidieron por el camino de la costa para admirar las sensacionales vistas del Atlántico y, posteriormente, de la Ría de Vigo a través de la senda del agua, que les acompaña hasta casi la mitad del recorrido.

Relatan todas sus experiencias a través de las redes sociales, así como de su blog Pushing the way. Allí cuelgan fotos y cuentan cómo van superando cada día de forma práctica e imaginativa las dificultades que se encuentran en el camino. «Lo divertido de la aventura es que realmente nunca sabes lo que va a pasar», dijo Helen. Quieren demostrar que para cumplir un sueño, solo hay que proponérselo. «Estamos haciendo el Camino de Santiago usando nuestras sillas de ruedas para inspirar a otras personas con discapacidades a creer en sí mismas y a soñar a lo grande», afirma Helen. Recorren entre 20 y 25 kilómetros diarios con el mínimo equipaje y han incorporado a sus sillas una rueda delantera que les permite adaptarse mejor a las dificultades del terreno. A diario reciben el apoyo de las personas que se van encontrado por el camino.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
8 votos
Comentarios

«Que la gente sueñe a lo grande»