Una papeleta para la jueza

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

Si la policía fundamenta la petición de registro del panteón de los Araújo tras la pista de Sonia Iglesias, la magistrada García Prado deberá decidir sobre un hecho sin precedentes

25 feb 2018 . Actualizado a las 19:38 h.

La magistrada Rosa García Prado, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra, tendrá ante sí toda una papeleta si las pesquisas policiales prosperan hasta tal punto que propiciasen que la jueza tuviera que tomar una decisión de gran trascendencia para la suerte del caso Sonia Iglesias. Si el trabajo realizado por los investigadores logra fundamentar la necesidad de autorizar el registro del panteón de la familia Araújo en el cementerio de San Mauro.

Si las sospechas policiales se logran revestir de base suficiente, asistiremos a una solicitud absolutamente inusual por parte de la Policía y de la Fiscalía: que un juzgado autorice abrir el mausoleo y los nichos de la familia de Julio y David, los dos investigados por el caso Sonia Iglesias. El propósito del registro sería la obtención de muestras de restos de los allí sepultados para contrastar con el ADN de la mujer pontevedresa desaparecida hace siete años, seis meses y una semana.

Petición inusual

No existen precedentes recientes de una petición de exhumación de cadáveres y verificación de identidades de personas sepultadas en un panteón, planteada en el transcurso de investigaciones policiales para esclarecer un crimen, al menos en la provincia de Pontevedra. Siquiera en Galicia.