Buscando voces para unos cuentos sin contar

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

PONTEVEDRA

MARTINA MISER

El senegalés Abdoulaye Bilal Traoré puso las historias, y Augusto Metztli y Marthazul asumieron el reto de darle la réplica en dibujos. Ahora, recurren al crowdfunding para lograr publicar un libro «raro»

12 oct 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La historia que les vamos a contar arranca en la increíble vida de Abdoulaye Bilal Traoré, un senegalés grande y afable que ha trotado por medio mundo movido por el deseo de intentar comprender al otro. A los otros. Abdoulaye escribió, hace algún tiempo, diez cuentos. Diez historias de sustrato universal en las que reflexiona sobre algunos de los grandes temas del presente. La emigración, el feminismo, el miedo a la diferencia, la liberación de mirar más allá. Con ellos bajo el brazo, repartidos en dos paquetes, se presentó en 2014 ante Augusto y Marta, dos de los amigos que hizo durante su interminable expedición vital. Entregó a cada uno de ellos un fajo de cuentos -cinco por cabeza- para que ellos se encargasen de ilustrarlos.

«Nos llevó mucho tiempo hacerlo», cuentan los dos artistas. Hablamos con ellos en su estudio, luminoso y colorido, frente a una taza de té dulce y un puñado de grandes hojas en blanco, que esperan pacientes el momento de convertirse en obras de arte. Es el espacio secreto de Agusto Metztli y Marthazul, un mexicano y una gallega que han decidido apostar por vivir a su manera, intentando ignorar el ruido que nos envuelve a todos.

Aceptaron el encargo porque a la afable sonrisa de Abdoulaye «no le podíamos decir que no. Si nos hubiese pedido más ilustraciones, se las habríamos hecho». Y eso que el autor llegó a su puerta con una prueba difícil. El título del libro parece un trabalenguas: Los cuentos de Cuenta Sin Contar. Cuentos de la flauta y el tambor. Y para la portada les pidió un dibujo «con colores extraterrestres».