pontevedra / la voz

Sobre los existosos mimbres que lograron el ansiado ascenso a Segunda División B, el Pontevedra edificará su próxima temporada en la tercera mejor liga de España. Los héroes que han firmado la gesta podrán disputar el próximo curso un peldaño deportivo más arriba. Será el debut para muchos de ellos en esta liga y el esperado y merecido retorno para los más veteranos.

Hoy comienzan oficialmente las merecidas vacaciones para los protagonistas. Han sido diez meses de exigente trabajo que se han visto coronados por un ascenso que ha desatado la fiebre de una hinchada que todavía se frota los ojos por el espectáculo presenciado y las manos, ante lo que espera tras el verano.

Se calcula que alrededor del 80 % de los que han firmado la gesta podrían afrontar el nuevo reto, el de asentarse en la Segunda B. El club no puede hacer dispendios económicos y lo cierto es que Luisito conoce como la palma de la mano a este grupo de futbolistas, que han vivido un auténtico máster de experiencias futbolísticas en el último mes y medio y para muchos de ellos, la Tercera se quedaba muy pequeña.

En la pasada pretemporada, casi a contrarreloj, la dirección deportiva del club granate confeccionaba un bloque de jugadores con un horizonte de dos años. El proyecto se parecería bastante, tanto si lograban la consecución del éxito deportivo, como si se volvían a quedar a las puertas del mismo. Esa era la consigna y la realidad no distará mucho de la teoría de hace unos meses. Con Luisito renovado «en caliente» en plenos festejos, en las próximas horas se rubricarán los primeros detalles del nuevo Pontevedra. Muchos de los hombres clave tendrán «novias» futbolísticas, aunque desde la cúpula directiva insisten que «hasta ahora no se ha preguntado por nadie ni se ha escuchado a nadie, ya que el objetivo era ascender».

Una apretada agenda de actos

Con los ecos de las celebraciones todavía sin apagarse del todo, el Pontevedra tuvo ayer una agenda plagada de compromisos. Todos los integrantes del club se reunían por la mañana en el lugar de los hechos, sobre el césped de Pasarón, para inmortalizar el espectacular año que acaban de protagonizar. Foto de familia en la que no faltó ningún futbolista y en la que se percibía la sonrisa del triunfo en un campo que ya llama a la puerta de una liga nacional.

Tras un breve respiro, le tocó el turno a la recepción institucional de la Deputación de Pontevedra. El salón de plenos del organismo provincial se quedó pequeño para albergar a los integrantes del proyecto, respaldados además por los niños del campus granate. Hubo reconocimientos recíprocos entre el club lerezano y el presidente, Rafael Louzán, que también lo es de la Federación Galega de Fútbol, quien recibió de manos de la máxima mandataria una camiseta granate con su nombre.

Tras dicho encuentro, se celebró una comida en el centro comercial A Barca a la que asistieron de nuevo todos los protagonistas y ya por la tarde se cerró el telón de actos con la recepción municipal en el pazo de Mugartegui. Lores, el alcade capitalino, ejerció de maestro de ceremonias con los merecedores del ascenso de categoría.

Jorge y Lobato se fueron ayer

En plena jornada de festejos hubo dos hombres que se despidieron de los que durante los últimos meses fueron mucho más que simples compañeros de vestuario. Lobato, que llegó en el mercado invernal en calidad de cedido, se despedía con lágrimas en los ojos y vitoreado por el resto de la plantilla. Jorge Rodríguez, uno de los grandes héroes del ascenso, también se perdía los últimos eventos y compromisos con autoridades, ya que regresa a su Torrelavega natal, porque el próximo sábado contraerá matrimonio con su novia.

Más información en la pág 37, entrevista con Lupe Murillo

ascenso granate

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El 80 % de la plantilla se mantendrá