Lores se resiste a dejar ir a Bará

El alcalde desliza que no le gustaría que el concejal vaya al Parlamento: «As cousas cambian, e a perspectiva cinco meses despois é distinta»

Bará y Lores, en una visita a la huerta urbana de Monte Porreiro el pasado mes de noviembre.
Bará y Lores, en una visita a la huerta urbana de Monte Porreiro el pasado mes de noviembre.

Pontevedra / La voz

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), dejó entrever ayer que no le agrada la idea de que su concejal Luís Bará pueda abandonar el Concello para incorporarse al Parlamento de Galicia en sustitución de Carlos Aymerich. Aunque insistió una y otra vez en que «a decisión non está tomada», Lores sí dejó claro que «Bará está perfectamente integrado no organigrama municipal e ten responsabilidades importantes».

El regidor especificó que una vez que se produzca la renuncia de Aymerich se analizará el asunto. Si corre la lista autonómica, el sustituto es Bará. Pero la decisión, aclaró Lores, no le corresponde al edil pontevedrés: «Temos que barallar o que é mellor para todos. Para a organización, para o goberno municipal e, por soposto, el tamén terá algo que dicir».

Al alcalde se le recordó que la «organización» -es decir, el BNG-, ya se pronunció el pasado mes de septiembre cuando la asamblea local acordó designar a Bará como candidato al Parlamento y el consello nacional situó al pontevedrés en el número 4 de la lista, un puesto, a priori, de salida. Si hace apenas cinco meses se impulsaba a Bará hacia el Parlamento, ¿podría cambiar la decisión ahora? «As cousas cambian -señaló Lores ayer- e a perspectiva cinco meses despois é distinta».

El alcalde dejó entrever que podría primar el trabajo de Bará el en Concello. «Temos que rebobinar porque ten moitos proxectos en marcha, e tomaremos a decisión con calmiña», indicó, al tiempo que se deshizo en elogios hacia su concejal: «Ten demostrado que está capacitado para facer todo tipo de traballo, pois tivo responsabilidades en Cultura e agora en Obras, con resultados excelentes».

Lores sí confirmó que finalmente Bará ocupa el escaño de Aymerich en O Hórreo, abandonará su responsabilidad municipal. «O cargo no parlamento esixe coñecer ben os temas, ter contacto coa cidadanía e patear parte do país», señaló el alcalde. El BNG, de hecho, sigue a rajatabla la máxima de «una persona, un cargo», y prácticamente la única excepción hasta ahora se dio con Carme da Silva, a quien se le permitió compatibilizar el cargo de concejala con el de Parlamentaria porque a este último accedió cuando quedaban muy pocos meses para rematar la legislatura.

En cuanto a Bará, ayer declinó hacer declaraciones ayer, aunque por la tarde colgó en su cuenta de twiter una enigmática frase: «Entre Pontevedra e Compostela».

Si él renunciara al Parlamento, el siguiente en la lista del BNG es el moañés Daniel Rodas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Lores se resiste a dejar ir a Bará