Caki Viñas invita a disfrutar de «só nove días de festa»

maría conde PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Tras la llegada del rey Urco y su séquito de comparsas a la plaza de A Verdura, Caki Viñas leyó el pregón de apertura del entroido.
Tras la llegada del rey Urco y su séquito de comparsas a la plaza de A Verdura, Caki Viñas leyó el pregón de apertura del entroido. capotillo

El pregonero del carnaval se volvió a disfrazar de payaso en A Verdura

09 feb 2013 . Actualizado a las 15:10 h.

Un homenaje a quienes hicieron posible que se mantuviera la tradición del carnaval en Pontevedra, aún cuando la fiesta estaba recluida. Con la idea de este reconocimiento, el Concello nombró este año pregonero del entroido a Caki Viñas, que lleva viviendo y participando intensamente en esta celebración desde los años 50.

El ex librero no defraudó y ataviado, como no podía ser de otro modo, de payaso «do norte de México e o sur de Estados Unidos» -y con un homenaje a Miliki a la espalda-, hizo un rápido repaso de sus «60 carnavales» en el pregón número 30, que dedicó a su hijo. En el palco de A Verdura y en presencia de Urco y la concejala Carmen da Silva, recordó los bailes en las sociedades y aquel ridículo «mascarita, ¿me conoces?» hasta que Pepe Shiva «decidiu sacar ao entroido á rúa». «Costou menos conseguir os cartos que os permisos do Concello...», dijo. Amenazó con lanzarse al modo de los cantantes a un público que le mostró un gran cariño, y terminó asegurando que cada año, cuando empieza esta celebración, «me queda a pena de que só quedan nove días de festa». Viñas recibió después como obsequio una caricatura suya disfrazado de Elvis Presley, que realizó el dibujante Kiko da Silva, autor del cartel y el programa de mano del entroido. Precisamente, el pregonero había apuntado que el disfraz del cantante de Memphis es uno de los que le hubiera gustado conservar de entre todos los que lució a lo largo de los años, por lo elaborado que resultó: «Deu un traballo tremendo para facer os adornos...». Sin embargo, en una ocasión lo prestó y nunca más lo volvió a ver. Ahora, ha recuperado un nuevo retrato a tono.